Home » Turismo » Viajar sí, pero seguros… con pasaportes sanitarios y rigurosos protocolos

Viajar sí, pero seguros… con pasaportes sanitarios y rigurosos protocolos

Foto: tanjakrstevska/123rf

Con vistas a reabrir las fronteras y reiniciar las operaciones aéreas, los gobiernos deben estar seguros de que están controlando eficazmente el riesgo de importar COVID-19, para lo cual, en primera instancia, tienen que contar con la información precisa sobre el estado de salud de los pasajeros.

Asimismo, tienen que aportar a los viajeros la información sobre qué pruebas, vacunas u otras medidas requieren antes de viajar, los detalles sobre dónde pueden hacerse las pruebas y facilitar las vías de compartir sus certificados de pruebas o vacunación de una manera verificable y segura, bajo la premisa de absoluta privacidad.

Para enfrentar este desafío, teniendo en cuenta que ambos aspectos citados son claves para abrir las fronteras de manera confiable, la IATA está trabajando en el lanzamiento del IATA Travel Pass –detallada en su sitio oficial www.iata.org–, un pasaporte sanitario consistente en una aplicación para dispositivos móviles en la que los pasajeros podrán almacenar y administrar los certificados de pruebas COVID-19 o de la vacuna; se evita así tener que llevar documentos físicos y se facilitan los viajes y cruces de fronteras.

IATA Travel Pass, cuya principal prioridad es que las personas viajen de nuevo de forma segura, deviene una solución global y estandarizada para validar y autenticar los requisitos de viaje. Incorporará cuatro módulos de código abierto e interoperables, que se pueden combinar para una solución integral o utilizar por separado, que incluyen los registros de requisitos de salud y de centros de pruebas / vacunación, aplicación de laboratorio y módulo de pasaporte digital.

Crece el consenso entre las aerolíneas para adoptar el Travel Pass, lo que marca, opina es.travel2latam.com, el inicio de una nueva era: un antes y un después en el camino hacia la ansiada recuperación del mercado turístico mundial.

Esa fuente nos remite a la reflexión del director general & CEO de IATA, Alexandre de Juniac: “No podremos eliminar el riesgo de COVID-19 en ningún plazo previsible. Por lo tanto, debemos aprender a manejar la pandemia para poder reanudar de manera segura vidas y actividades más normales, incluidos los viajes (…) Las pruebas son la solución inmediata para reabrir fronteras. Y eventualmente eso también ocurrirá con los requisitos de vacunas. Para ambos, necesitamos un medio aceptado a nivel mundial (…) Nuestro objetivo es garantizar que los viajeros, los gobiernos y la industria tengan acceso a sistemas confiables, rentables, fáciles de usar, eficientes, interoperables y seguros”.

Ya como mercados emisores o como destinos receptores, concerniente al turismo, la mayor cobertura mediática la gana por estos días el tema en cuestión. En general, predominan medidas como la exigencia de presentar declaraciones juradas, la muestra de documentos probatorios de una prueba reciente PCR negativa, el aislamiento obligatorio o cuarentena durante varios días, contar con seguros de salud, entre otras.

Newsinamerica.com afirma que, según la octava edición del Informe de la Organización Mundial del Turismo (OMT), el 70% de los destinos mundiales está disminuyendo las restricciones para la entrada de los viajeros y son cada día más los países que optan por la exigencia de una prueba de PCR negativa a todos los turistas internacionales. En los últimos días, este porcentaje ha crecido significativamente a partir de la adopción de esta medida por parte de más países, por ejemplo, Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Estados Unidos.

Cuba también suma a sus protocolos la obligatoriedad de que el viajero posea un resultado negativo de prueba PCR, realizado 72 horas antes del viaje, certificado por laboratorios en los países de origen, lo cual fue informado en el sitio oficial de su Ministerio de Turismo. Establece, entre otras medidas a cumplir por los viajeros, que al arribar al país se realice otra prueba diagnóstica de la COVID-19 RT-PCR, libre de costo; que viaje con póliza de seguro que cubra la COVID-19 o la adquiera a su llegada, en el aeropuerto, por 30 USD o su equivalente en otra moneda libremente convertible; y que use la mascarilla. Se explica, a su vez, cómo los turistas deben proceder en caso de que resulten sospechosos o positivos a la COVID-19 durante su estancia en el destino.

En tanto, Cuba crea las capacidades para producir 100 millones de dosis de la vacuna Soberana 02 contra la Covid-19, con el objetivo de satisfacer la necesidad del país, donde la aplicación será totalmente gratuita y se prevé inmunizar a toda la población este año; y también para suministrar a otras naciones interesadas que, hasta el momento, se menciona a Vietnam, Irán, Venezuela, Pakistán y la India. El anuncio fue hecho por Vicente Vérez, director del Instituto Finlay, entidad líder del proyecto –publicado por Prensa Latina–, quien aseguró que “la estrategia de Cuba de comercializar la vacuna tiene una combinación de humanidad y de impacto en la salud mundial. No somos una multinacional donde el objetivo financiero es la razón número uno, nuestro fin es crear más salud”.

Soberana 02 inició su ensayo clínico Fase II ampliado y se convirtió así en el primer proyecto latinoamericano en llegar a esa etapa; en febrero, se prevé un ensayo clínico en población pediátrica, y tras los resultados en dicha etapa, se pasaría a la tercera fase para evaluar la eficacia. En este período las autoridades sanitarias prevén incluir a 150 000 personas vulnerables y residentes en zonas de alto riesgo. Dados los efectos positivos de las vacunas cubanas, el país podría iniciar en marzo el uso de emergencia de alguno de sus candidatos. La isla caribeña cuenta, además, con otras dos propuestas contra la Covid-19, elaboradas en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología: Abdala y Mambisa, este último se aplicará de forma nasal.

En otro de los destinos principales de la región caribeña, República Dominicana, su Gabinete de Turismo anunció que el Ministerio de Salud estará entregando 400 000 pruebas de antígenos, totalmente gratis, dentro del Plan de Asistencia al viajero COVID-19 –anuncia un reporte de es.travel2latam.com–, que serán aplicadas por personal técnico de salud en los hoteles, y emitirá un resultado certificado por el Ministerio de Salud. Para aquellos pasajeros que requieran pruebas PCR, los destinos principales del país cuentan con capacidad en clínicas y laboratorios para realizar las pruebas, con 72 horas previa a la salida, demanda total que se estima entre 11 000 y 6 000 pruebas diarias.

En el Caribe mexicano, Quintana Roo implementará pruebas rápidas de Covid-19 para turistas que visiten el destino y necesiten reingresar a Estados Unidos. La secretaria de Turismo, Marisol Vanegas Pérez, afirma un reporte de eleconomista.com.mx, explicó que en Quintana Roo, entre laboratorios y hoteles, se trabaja en una estrategia para que se apliquen estas pruebas en los hoteles y líneas aéreas, “con la debida validación y protocolo para las instalaciones (…) no habrá necesidad de cancelar vuelos”.

Por su parte –continúa es.travel2latam.com—, debido al alto número de pasajeros que requerirán de pruebas diagnósticas de COVID-19 para viajar a Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y España (mercados prioritarios para Costa Rica que exigen PCR negativo para ingresar), el Instituto Costarricense de Turismo, ICT, impulsó un acuerdo con la Cámara Costarricense de Salud para proveer un acceso eficiente, seguro y a costos usuales en laboratorios privados.

“Este acuerdo busca garantizar que se cumplan los tiempos de entrega de resultados, que es clave tanto para el turismo extranjero que regresa a casa como para el turismo emisor, es decir, para la población costarricense que viaja, principalmente, hacia Estados Unidos”, explicó el ministro de Turismo costarricense Gustavo Segura.

Cincodias.elpais.com destaca los comentarios globales de la ministra de Turismo de España, Reyes Maroto, quien reflexionó: “La crisis nos ha golpeado muy duro, pero tenemos algunas certezas que nos permiten ser optimistas. En primer lugar, la disponibilidad de las vacunas. Para mayo o junio se podrían haber vacunado entre 15 y 20 millones de personas, por lo que entre el 30% y el 40% de la población estaría inmunizada en primavera. La retirada progresiva de las limitaciones a la movilidad dará un impulso al turismo en nuestro país”.

Maroto expuso los planes del gobierno español, que pasan por la modernización del modelo turístico, la sostenibilidad y la profesionalización del sector en capacidades digitales, y aseguró que confía en que se aprovechen bien los recursos que ha movilizado la Unión Europea para la recuperación, así como el gasto que ya ha anunciado el Gobierno en el marco del plan de recuperación, que incluye un programa de sostenibilidad de 1 890 millones de euros.

 

Comentarios