Home » Transporte » Puntos de vista: “Salvar, salva”: Atraca en puerto cubano de Mariel crucero británico MS Braemar

Puntos de vista: “Salvar, salva”: Atraca en puerto cubano de Mariel crucero británico MS Braemar

Atraca en puerto cubano de Mariel crucero británico MS Braemar

Los pasajeros y autoridades británicas agradecieron de corazón la ayuda del gobierno cubano. Foto: Ricardo López Hevia/Diario Granma

Tomado de Cubadebate

Cerca de las siete de la mañana de este miércoles el crucero británico MS Braemar atracó en el puerto del Mariel, al oeste de La Habana. Aún no había amanecido y no sería hasta la 1 pm que los pasajeros descenderían a tierras cubanas, para ser trasladados a sus países de origen.

El MS Braemar, que transportaba 682 pasajeros y 381 tripulantes, con cinco casos positivos a la COVID-19, y varios pasajeros en cuarentena por síntomas de resfriado, entró a aguas territoriales cubanas en la mañana del 17 de marzo.

A partir del mediodía los pasajeros fueron descendiendo del barco de de poco en poco para ser trasladados vía terrestre hacia la pista del Aeropuerto Internacional José Martí de la capital.

Desde cubierta, y mientras bajaban al puerto del Mariel, los ciudadanos mostraron su agradecimiento a nuestro país. “Te quiero Cuba”, mostraba el cartel con el que descendieron del crucero. Algunos de ellos incluso tuiteaban en redes desde esta mañana mensajes de generosidad hacia los cubanos.

Este miércoles 18 de marzo todos viajarán de regreso al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en cuatro vuelos chárter directos, dispuestos por las autoridades británicas, el primero de ellos con salida este miércoles a las 6 pm.

A la terminal del Mariel también llegó el embajador de Reino Unido en Cuba, Antony Stokes, quien expresó: “Estoy muy agradecido con el gobierno cubano por aceptar realizar esta operación”.

El atraque en el puerto cubano ocurrió cumpliendo con las medidas sanitarias establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Ministerio de Salud Pública.

El Minsap contó, tanto con los recursos materiales como humanos y tecnológicos, para la evacuación rápida y precisa, que resuelva la situación que tiene este crucero, donde muchas personas corrían riesgo de enfermar, y al cual otras naciones negaron la ayuda.

En sus declaraciones a la prensa, el director de la empresa Prácticos de Puertos de la República de Cuba, Ramón Armando Castillo Carbonell, aseguró que:

Se cumplieron todos los protocolos de seguridad.
Participaron especialistas con gran experiencia en las tres modalidades del transporte: marítima, automotor y aéreo.
Es un puerto para una maniobra segura.

El desembarco en Cuba llega luego de que funcionarios británicos protagonizaran un intenso esfuerzo diplomático para encontrar un país dispuesto a tomar el MS Braemar. El barco, que pertenece a la compañía Fred Olsen Cruise Lines, llegó el sábado a las Bahamas, pero le negaron el atraque.

En los últimos días varios cruceros quedaron varados en el mar, algunos con casos confirmados de coronavirus a bordo, a medida que la pandemia continúa. A algunos barcos se les ha negado el puerto, dejándolos anclar en la costa de un país.

Al conocer la decisión de Cuba, el secretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, dijo: “Estamos muy agradecidos con el gobierno cubano por permitir rápidamente esta operación y por su estrecha cooperación para garantizar que pueda tener éxito”.

Son tiempos de solidaridad y de entender la salud como un derecho humano. Como escribió el periodista cubano Ricardo Ronquillo, “el egoísmo o los intereses particulares no sirven de mucho en situaciones de emergencia como las que ahora vive el planeta. Solo la idea martiana es hoy iluminadora: Salvar, salva”.

Pasajeros del crucero MS Braemar parten hacia Reino Unido
Hasta las propias escalerillas de los aviones, dispuestos en la pista del Aeropuerto Internacional José Martí, aledaña a la terminal 5, llegaron los ómnibus que trasladaron los pasajeros del crucero británico MS Braemar, para abordar las aeronaves que los llevan de regreso al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Se trata de aeronaves British Airways, tres Boeing 777 y un Airbus 340, en último caso un avión hospital, que volarán directamente a Londres. El traslado y abordaje se ha desarrollado cumpliendo estrictos protocolos de seguridad.

Muchos de los pasajeros, antes de ingresar definitivamente a los aviones, voltearon para decir adiós a la Isla que les dio no solo puerto seguro, sino la posibilidad de regresar a salvo a casa.

Comentarios