Cancún. Foto: Cortesía del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo.

Un rumbo a largo plazo en el sector que involucra al turismo rural y comunitario, plasmado en el plan de desarrollo de la Zona Sur, ha sido marcado por la Secretaría de Turismo de Quintana Roo, ente responsable de planear, promover y fomentar el desarrollo turístico en el estado, sobre la base del óptimo aprovechamiento y preservación de los recursos naturales y culturales.

En tal sentido, Quintana Roo cuenta con diferentes programas, entre los cuales destacan: la estrategia de Atención al Turista, incluido el Guest Locator en caso de huracanes; los de Desarrollo de Productos; De Aquí Soy y la Cartilla Turística Escolar, ambos con el propósito de generar orgullo y pertenencia en los quintanarroenses y poner en valor la identidad local; Maya Ka´an, que tiene como objetivo fortalecer de manera integral el destino turístico a través de la promoción, el fortalecimiento de la oferta e iniciativas a favor de la sustentabilidad; y las acciones para la recuperación turística ante la Covid-19, encabezadas por la Certificación en Protección y Prevención Sanitaria en Instalaciones Turísticas, a fin de implementar buenas prácticas en materia de bioseguridad.

Mención aparte para el Plan Maestro de Turismo Sustentable 2030, una apuesta a la transición de un modelo de desarrollo turístico sostenible, respecto al cual el Maestro Andrés Aguilar Becerril, encargado de Despacho de la Secretaría de Turismo de Quintana Roo, expresó: «El turismo sustentable es cada vez más importante para organismos internacionales que están viendo en México la posibilidad de apoyar al sector turístico, y en especial al privado, a migrar de este modelo de alta concentración de turismo a otros diferenciados donde la sustentabilidad y la biodiversidad se integran a los modelos de negocio».

Retos como el combate a desigualdades, los riesgos y la vulnerabilidad de los destinos frente al cambio climático, su ordenamiento y capacidad de carga y la desaceleración de algunos mercados forman parte de los motivos que le dan sentido a este Plan –primer Programa Turístico Estatal alineado e integrado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU–, que aborda las causas que generan impactos negativos. Además, aporta un novedoso modelo que permite trazar una hoja de ruta para tener destinos competitivos y sustentables, basado en la visión colectiva entre iniciativa pública, privada, académica y social.

Sustentado en políticas diferenciadas acorde a los entornos naturales y culturales y la vocación turística, los destinos del Caribe Mexicano fueron clasificados según su posicionamiento, infraestructura, producto y número de turistas en: Potenciales, Emergentes, En desarrollo, Consolidación y Maduros, lo que determina el sector de actuación y el tipo de intervención específica.

Bajo la premisa de la colaboración ciudadana, Quintana Roo, un estado netamente turístico, ha reconocido la participación y corresponsabilidad de los diferentes actores e identificado los mecanismos de instrumentación requeridos para el debido seguimiento, a tenor de lo cual se estableció: concurrencia de autoridades estatales y aval de instancias internacionales; instalación de un ente plural de gobernanza; modificaciones al marco normativo local; búsqueda de voluntad pública, privada, social y académica; línea base para el sistema de indicadores y determinación de metas a cumplir; y alineación de presupuestos públicos, privados y de organismos de la sociedad civil.

También contribuye al desarrollo sustentable el Programa Local de Ordenamiento Turístico Territorial del Estado de Quintana Roo, un instrumento de la política turística bajo el enfoque social, ambiental y territorial, cuya finalidad es conocer e inducir el uso del suelo y las actividades productivas con un aprovechamiento ordenado y sustentable de los recursos, de conformidad con las disposiciones jurídicas aplicables en materia de medio ambiente y asentamientos humanos. A su vez, tiene el objeto de analizar las dinámicas turísticas, sociales y ambientales del sitio y su entorno a fin de comprender la situación actual y evaluar posibles impactos, positivos y negativos, sobre el territorio, el ambiente y la población.

En el marco de la contingencia por la Covid-19, Quintana Roo fue pionero en reconocer al turismo como una actividad esencial, lo que implicó un gran reto, ya que, como bien dice el Maestro Andrés Aguilar: «el turismo no se detiene, por lo que se debe trabajar día con día para coordinar, no sólo las acciones dentro del estado, sino todo lo que implica el generar turismo».

Ferromar

MÁS NOTICIAS

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN

ESTAMOS EN REDES SOCIALES