Home » Noticias destacadas » Puntos de Vista. Ministro de Turismo: Hay estrategias en marcha para revertir la situación del sector

Puntos de Vista. Ministro de Turismo: Hay estrategias en marcha para revertir la situación del sector

Puntos de Vista: Ministro de Turismo: Hay estrategias en marcha para revertir la situación del sector

En el 2019 llegaron a Cuba 4 millones 275 mil visitantes. Foto: Archivo TTC

Por: Susana Tesoro, Lissett Izquierdo Ferrer, publicado en CUBADEBATE

¿Cuáles fueron los principales resultados del turismo en 2019? ¿Cómo enfrentó el sector las medidas tomadas por la administración estadounidense? ¿Por qué si decreció la llegada de viajeros se sigue potenciando la construcción de nuevos hoteles? ¿Qué retos tiene la industria del ocio para el presente año? Estas y otras interrogantes fueron respondidas este martes en la Mesa Redonda por el ministro cubano de Turismo, Juan Carlos García Granda.

El año 2019 fue tenso, durante el cual el gobierno de Estados Unidos tomó medidas que afectaron el desarrollo del turismo. Pese al complejo escenario, dijo el titular, llegaron a Cuba 4 millones 275 mil visitantes, lo que representó un decrecimiento de un 9,2% con relación a 2018.

Aunque, hay cifras que muestran signos positivos, como los turistas-días, que aumentan en 1,1%. Este indicador tiene que ver con la estancia promedio, según la cantidad de noches que permanecen los clientes en los hoteles.

Inicialmente, recordó el ministro, la meta fue sobrepasar la barrera de los 5 millones de visitantes. En el mes de mayo, cuando se realizó la Feria Internacional de Turismo, el país experimentaba un crecimiento del 35% en la modalidad de cruceros, con lo cual todo parecía indicar que llegaríamos a los 5 millones 100 mil turistas.

De acuerdo con García Granda, poco después el Gobierno de Estados Unidos decidió arreciar el bloqueo atacando la economía del país y, fundamentalmente, al turismo. En junio la administración norteamericana suspendió la modalidad de cruceros, que traía beneficios tanto al sector estatal como al no estatal. Esta medida significó que llegaran 600 mil turistas menos.

También a partir del 10 de diciembre, se prohibió todos los vuelos comerciales (regulares) desde EE.UU. hacia destinos en Cuba, con excepción de La Habana.

No obstante a las restricciones, se logró que al cierre del año creciera Canadá, el primer mercado emisor de turistas, así como Rusia, que del décimo lugar pasó al cuarto con un aumento de casi el 30%.

Por otro lado, experimentaron decrecimientos los mercados tradicionales europeos como Alemania, Reino Unido, Italia, Francia y España, debido a la situación económica de esos países, y a la quiebra de importantes turoperadores como Holliday Play y Tomas Cook, que movían un alto flujo de turistas (en el caso nuestro, esta última representa más de 250 mil visitantes), precisó el ministro.

Durante 2019 México, Argentina, Chile y Colombia fueron destinos emisores que tuvieron un comportamiento aceptable.

El desarrollo turístico de Cuba siempre ha sido ascendente desde 1990. Empezamos ese año con unos 340 mil turistas. En 1996 alcanzamos el primer millón, después pasaron 8 años para llegar al segundo millón, y luego 10 años para el tercer millón. Desde entonces, cada dos años subíamos en un millón.

Pero el turismo está sometido a muchos factores, meteorológicos, sociales, políticos, entre otros. Por ejemplo, el efecto del derribo de las Torres Gemelas en Estados Unidos significó para Cuba y el mundo una contracción en el turismo. Algo parecido ocurrió en 2007 y 2008.

Turismo nacional: crece en más de 600 mil clientes respecto a 2018
En 2019 el turismo nacional creció un 11%, informó el titular. Hay una decisión del país con respecto a potenciar este segmento, y “creo que los trabajadores del turismo la tienen interiorizada: no existe cliente nacional ni cliente extranjero, solo existe el cliente. Con independencia del precio que se pague, tiene que primar la calidad del servicio”.

Ciertamente, aludió, el Campismo Popular sigue siendo una modalidad para el acceso de la mayor cantidad de población. El pasado verano se comportó de manera favorable, ahora “estamos trabajando en mejorar las instalaciones, pues no puede ser que haya una piscina que no funcione y que los estándares que se ofrecen no se cumplan”.

Las capacidades tienen que crecer, porque hay mucha más demanda que oferta. “Estamos enfrascados en el norte de Holguín, en un proyecto que comprende ocho campismos, cuatro de los cuales serán inaugurados en el 2020, siempre aprovechando la belleza natural del entorno”.

Por otro lado, en 2019 en los hoteles se hospedaron 600 mil clientes nacionales más que en el año anterior, puntualizó el titular del sector. Las cadenas hicieron ofertas especiales que permitieron que las visitas estuvieran siempre en ascenso. En Varadero, por ejemplo, hubo más de 7 mil clientes nacionales para fin de año.

¿Por qué seguimos potenciando inversiones en el turismo?
Hay foristas que preguntan: ¿por qué si decreció la llegada de visitantes internacionales continúa la construcción de nuevas habitaciones? ¿Cuál es el objetivo de seguir diseminando hoteles por todo el país?

El ministro comenzó recordando que si en el Periodo Especial, en los años 90, el Comandante en Jefe Fidel Castro y el General de Ejército Raúl Castro no hubiesen tomando la decisión de desarrollar el turismo, Cuba no pudiera haber recibido hoy a 4 millones de vacacionistas.

Esta estrategia, dijo, no solo se puso en práctica en polos atractivos como La Habana y Varadero, sino que el programa incluyó a todo el país, de manera que también se compartieran los impactos económicos.

En la actualidad existen polos a lo largo del territorio nacional. Fruto de ese impulso surgieron, por ejemplo, los desarrollos turísticos en Holguín y en la cayería de la parte norte de las provincias de Villa Clara y Ciego de Ávila.

Y no todo ha sido construcción de hoteles, porque a la par se han desarrollado pueblos y los servicios necesarios: escuelas, policlínicos, panaderías, como anotó el titular. Más allá de levantar viviendas para los trabajadores del turismo, cuyas familias también resultan beneficiadas, estas inversiones generan nuevos empleos.

Otra razón de seguir potenciando la infraestructura turística tiene que ver con las propias exigencias de quienes visitan Cuba. “En un principio el país se comercializó como un destino de sol y playa, y hacia esta modalidad se enfocaban los esfuerzos inversionistas. Pero hoy la expectativa de los clientes va más allá, desean disfrutar de la hospitalidad del pueblo cubano, de su cultura”.

Por eso había llegado el momento de actualizar la planta hotelera de La Habana, en la que predominaban las habitaciones tres estrellas. “No solo estamos haciendo hoteles nuevos, sino que estamos renovando los existentes como el Riviera, el Habana Libre y el Neptuno-Tritón”.

“A partir del crecimiento del turismo en la capital, se requería de una planta hotelera más actualizada. Los hoteles que hoy construimos son de alta tecnología, en coincidencia con lo que necesita el país. Trabajamos con paneles solares, iluminación ahorradora, incluso, estamos en un proceso de automatización elevado”.

El ministro sumó otro motivo para no detener las inversiones en marcha. “La competencia en la región es fuerte. Indudablemente nos movemos en un mercado de competencia”.

“Aunque tenemos grandes atributos que nos pueden colocar en una posición ventajosa, requerimos desarrollar instalaciones, pero sin descuidar la calidad. No podemos pensar solo en la calidad de la instalación, sino de todos los servicios, como los aeropuertos. El país tiene que desarrollar la cultura del detalle y el turismo debe estar en la vanguardia”.

Estrategias en marcha
El titular del Mintur opinó que el turismo sigue siendo una modalidad que a nivel internacional crece año tras año. En el caso de Cuba, “estamos seguros de que vamos a revertir la actual situación que presentamos”.

Al respecto, habló de la estrategia trazada para recuperar las cuotas de mercados que Thomas Cook dejó en Alemania, Inglaterra y otros destinos. “También tenemos una alianza con la aeronáutica de Cuba, tratando de buscar las mejores ofertas que puedan estimular esos vuelos hacia nuestro país”.

Otras líneas de trabajo:
-Aumentar la conexión interna en el país.
-Buscar nuevos destinos, como China, un mercado potencial.
-Existen 56 medidas para contrarrestar el efecto del bloqueo en el sector del turismo.
-No se renuncia a que vengan más cruceros, aunque ciertamente el principal mercado está prohibido.

Encadenamientos necesarios con la industria nacional
Unos de los grandes propósitos del sector es disminuir las importaciones, teniendo en cuenta los altos niveles de productos adquiridos en el exterior con los que trabaja.

Para ello, recordó el ministro, se han buscado fórmulas con el objetivo de estimular la participación de la industria nacional.Una de ellas es pagar a las empresas que puedan producir para sustituir importaciones que hace el turismo con un 50% del valor en MLC; lo que les permitiría reaprovisionarse y crecer. El objetivo es que produzcan con esos mismos dólares que estaban planificados para importar.

Reconoció que los organismos tienen un compromiso con esta tarea. No hace falta satisfacer la demanda completa, en cuanto a alimento y bebida, por ejemplo, sino al menos producir en Cuba todo aquello que sea posible, con la calidad requerida, comentó.

FITCuba cumple 40 años
La Feria Internacional de Turismo cumple 40 años. A su próxima edición, en mayo, estarán invitados los principales turoperadores, aerolíneas y empresarios, adelantó el ministro en la Mesa Redonda.

Rusia será el país invitado de honor de FITCuba 2020. Varadero, el principal balneario del país, será la sede del evento que estará dedicado a la modalidad de sol y playa, la más demanda entre quienes visitan la nación caribeña.

Según García Granda, durante la cita se presentará la nueva cartera de negocios del sector para atraer inversión extranjera.

No son metas con exceso de optimismo, son reales
Este año Cuba tiene el propósito de recibir 4,5 millones de turistas, para lo cual “existen posibilidades. No son metas con exceso de optimismo, son reales”.

En ese objetivo el trabajador del turismo es clave, dijo el titular del sector al elogiar el esfuerzo de aquellos que día a día enfrentan disímiles problemas. “Los trabajadores de la hotelería son profesionales con una alta capacitación y responsabilidad. La calidad no solo se logra porque el trabajador cumpla sus requisitos, también la logística es importante, hay que buscar tener todas las condiciones”.

“El peso que tiene el turismo en la economía hace que la meta sea crecer constantemente. Haga cada cual lo que le toca, y ese propósito estará cumplido”, concluyó.

Comentarios