Home » Noticias destacadas » Nuevas Zonas de Preferente Uso Turístico en Cuba tributan a un turismo sostenible

Nuevas Zonas de Preferente Uso Turístico en Cuba tributan a un turismo sostenible

Nuevas Zonas de Preferente Uso Turístico en Cuba tributan a un turismo sostenible

Jibacoa. Foto: Cortesía Mintur

A fin de preservar la sostenibilidad del producto turístico de Cuba, a solicitud del Ministerio de Turismo, el Instituto de Planificación Física de ese país caribeño ha establecido Zonas con Regulaciones Especiales, en cuyo contexto ha declarado Territorio de Preferente Uso Turístico a trece destinos, según lo publicado en la Gaceta Oficial de la República.

En la región occidental de la Isla, al norte de la provincia de Pinar del Río, se declararon la Zona aledaña a Cayo Jutías, en el municipio de Minas de Matahambre; y la denominada Zona Mégano de Casiguas, a dos millas náuticas del embarcadero de Palma Rubia, municipio de La Palma.

El Litoral aledaño a Jibacoa, situado en las aguas marítimas comprendidas a una milla a partir de la costa norte, en Jibacoa, municipio de Santa Cruz del Norte, provincia de Mayabeque, es otro territorio incluido en el listado.

Del municipio especial Isla de la Juventud hay dos sitios: Norte de Isla de la Juventud, en las aguas que rodean a los cayos norteños de dicha isla, desde la punta El Esponjero, en su costa noreste, hasta la restinga de La Pipa, en el golfo de Batabanó; y Cayo Largo, ubicado en el extremo oriental del Archipiélago de los Canarreos.

Se agregan otros dos en el municipio de Cárdenas, provincia de Matanzas, ambos asociados al principal balneario cubano: Varadero, al norte de la costa desde Carbonera, cerca de la entrada de la bahía de Matanzas, hasta la punta de Hicacos, en la península de igual nombre, donde se desarrolla el polo turístico de Varadero; y Noreste de la Península de Hicacos, al noreste y este de la referida península, al sur y norte de la Reserva Ecológica Cayo Mono-Galindo.

Los destinos de la región central del país declarados Territorio de Preferente Uso Turístico son: Costa Sur, en la costa austral de la provincia de Sancti Spíritus, que se extiende a lo largo del litoral de la península de Ancón y las aguas aledañas a los cayos Blanco de Casilda y Macho Afuera; y la franja Entre las caletas de Guajimico y Ambuila, junto a la carretera que enlaza las ciudades de Cienfuegos y Trinidad, y la Zona aledaña a Rancho Luna, en la playa homónima, estos dos últimos en el litoral sur de la provincia de Cienfuegos.

Los restantes están ubicados en el oriente; en particular, al norte de la provincia de Las Tunas, fue declarada la llamada Zona Covarrubias Norte de Las Tunas, en el área marítima de la estrecha plataforma situada adyacente a la playa Covarrubias, en el municipio de Puerto Padre.

Dos territorios identificados se hallan al norte de la provincia de Holguín: Cayo Saetía, municipio de Mayarí; y Costa Norte de Holguín, Punta Cayuelo hasta Bahía de Vita, en el tramo extendido desde la punta de Barlovento en la Bahía de Vita hasta la punta Cayuelo, al este de la playa de Guardalavaca.

Bajo protección especial

El control, supervisión y protección de las zonas lo asumen las entidades operadoras del turismo náutico, es decir, las empresas de Marinas y Náutica Marlin S.A. y Marinas Gaviota S.A., según corresponda.

Otras de las regulaciones establecidas en el Acuerdo consideran la implementación de acciones conjuntas con las instituciones competentes para realizar el monitoreo periódico de las poblaciones de peces, corales y fondos marinos; así como el cumplimiento de las normativas jurídicas vigentes para el uso de las aguas terrestres, su reutilización y el vertimiento de residuales.

Queda sentado que las embarcaciones que transiten por el área deben mantenerse a más de media milla de cualquier punto de buceo activo, y que el operador turístico proporciona el servicio de guía de buceo y señaliza adecuadamente los puntos de inmersión.

Las zonas están sometidas a ciertas prohibiciones a fin de preservar la integralidad de la biodiversidad, los ecosistemas y los ciclos de vida de las especies, en particular durante el período de reproducción, tales como: la pesca comercial, excepto el desarrollo del maricultivo; la pesca recreativa, excepto la realizada con fines turísticos en la modalidad de captura y suelta y la pesca deportiva en eventos oficiales; el fondeo con anclas; el achique de embarcaciones; el vertimiento de desechos líquidos, sólidos o peligrosos; y la extracción de organismos marinos, entre otras.

Comentarios