Especial TTC: La conectividad aérea en Latinoamérica y el Caribe

Por: José Luis Perelló

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) reunió los días 10 y 11 de abril a más de 400 representantes de la comunidad de la aviación de todo el continente americano en una nueva edición de la Conferencia “Wings of Change Américas”. El evento, celebrado en el Sheraton Hotel & Convention Center de Santiago de Chile, proporcionó una plataforma para que las diversas partes interesadas en la cadena de valor de la aviación establecieran el escenario y los parámetros sobre cómo la industria puede enfocarse hacia un futuro más seguro, sostenible, y eficiente comercialmente.

El lema de este año fue “Avanzar en la aviación para un futuro competitivo y sostenible”, el cual aúna la necesidad de un esfuerzo colectivo para avanzar en áreas como las perspectivas globales en temas regulatorios, la competitividad del turismo en la región, tecnologías de cara al servicio del pasajero, distribución y la importancia de la colaboración entre los gobiernos.

El vicepresidente regional de IATA, Peter Cerdá señaló en su intervención que “según el WTTC, el turismo de América Latina representa 7.9 % del PBI y sostiene más de 17 millones de empleos. Estimamos que durante el primer semestre de 2024 la región recibirá un 12 % más de visitantes internacionales comparado con el mismo periodo de 2019. Los años de la pandemia han quedado atrás y el sector turístico de nuestra región se encuentra más fuerte que nunca”.

Mas adelante, Cerdá puntualizó que, “el transporte aéreo proporciona enlaces vitales para el turismo regional, ya que el 90 % de todos los turistas internacionales viajan en avión”; agregando que, “en esta parte del mundo, los ciudadanos de América Latina sólo realizan, en promedio, 0.65 viajes al año, es decir, aproximadamente un viaje cada dos años”.

Cerdá se dirigió a las autoridades gubernamentales para expresar que el sector quiere ayudar, pero que también necesitan ayuda de los Estados. El ejecutivo concluyó que la aviación debe ser abordada como una prioridad de estado, que trasciende los cambios políticos. “El éxito dependerá de nuestra capacidad para trabajar juntos a través de una agenda que permita potenciar los beneficios del transporte aéreo”.

Para analizar las tendencias y Perspectivas de la Competitividad Global del Turismo, se realizó un panel moderado por el argentino Gustavo Santos, Director Regional de la Organización Mundial de Turismo en el que participaron Verónica Pardo Lagos, subsecretaria de turismo de Chile; Carlos Peguero, Viceministro de turismo de República Dominicana; Mateo Estrella, asesor del ministerio de Turismo de Ecuador; Denise Guillén, ministra de Turismo de Panamá y Eduardo Sanguinetti, ministro de Turismo de Uruguay.

Conectividad aérea en el Caribe y su impacto en el turismo

La región de América Latina y el Caribe es uno de los territorios geográficamente más extensos y complejos del mundo. Como resultado, la industria del transporte aéreo desempeña un papel vital para conectar sus territorios, entre ellos y con el resto del mundo. Entender la capacidad o la falta de la misma para gestionar el potencial de crecimiento de pasajeros permite a los gobiernos, aeropuertos, compañías aéreas y otras partes interesadas como la industria turística actuar de manera proactiva.

Se necesitan mejoras en la gestión del tránsito aéreo, la navegación aérea, la infraestructura aeroportuaria, la armonización de los reglamentos y el uso de la tecnología en la facilitación de las operaciones y los pasajeros. Más pasajeros, mayor conectividad y crecimiento económico generan múltiples beneficios a través de todos los niveles de los países de la región. La industria de la aviación podría servir como catalizador de esa oportunidad, apoyando el crecimiento sostenible de la región, al aprovechar el aporte del sector al desarrollo económico y social en el siglo XXI.

Si bien se prevé que la demanda de viajes aéreos desde y dentro de América Latina y el Caribe se duplique en los próximos 20 años, el verdadero potencial es mucho mayor, con unas políticas públicas favorables, en correspondencia con esta nueva época.

Juan Carlos García Granda, ministro de turismo de Cuba participó en la Conferencia “Wings of Change Américas”. Foto: X del Ministro

En América Latina y el Caribe, el monto comprometido en la construcción de nuevos aeropuertos es similar al de África, lo que significa que la poca inversión que se está realizando, se destina a la remodelación y ampliación de los recintos ya existentes y no en el diseño de nuevas terminales. La falta de infraestructura aeroportuaria puede convertirse entonces en una importante barrera para el crecimiento futuro del sector.

La IATA ha llamado a las autoridades sectoriales a tener en cuenta el crecimiento de la demanda y las necesidades actuales de las aerolíneas en la planificación de los nuevos aeropuertos, así como la adecuada asignación de slots para asegurar la competencia y uso eficiente de la capacidad aeroportuaria disponible.

La demanda esperada al año 2040 es de 1.727 millones de pasajeros-año, crecimiento que viene principalmente de la región andina con 341 millones de pasajeros (34,6 % del total regional), Brasil con una expectativa de 260 millones de pasajeros (equivalente al 26,3 % regional) y México con 229 millones de pasajeros (23,2% del total regional).  Lo que indica que el 15,9 % correspondería a la región de Centroamérica y el Caribe.

La carga aérea por su parte tiene un importante componente, principalmente para los países caribeños en especial para la distribución de productos vinculados al comercio electrónico, la tecnología y las manufacturas, así como para envíos perecederos, tales como flores, pescado, frutas y verduras entre otros artículos de alto valor monetario y bajo peso y que resultan suministros esenciales al sector hotelero.

Al respecto, durante una conferencia realizada por la Caribbean Tourism Organization (CTO), denominada “State of the Industry Conference”, en Martinica, uno de los temas de mayor atención fue el de la situación del transporte aéreo en el Caribe Insular, con la intervención de altos ejecutivos de varias líneas aéreas de la región, así como representantes de la International Air Transport  Association (IATA) y la Asociación Latinoamericana del Transporte Aéreo (ALTA), donde se plantearon preocupaciones y problemas de manera clara sobre las barreras que han impedido que se desarrolle una conectividad fluida y eficiente entre las islas de la región.

Foto: Tomada de la cuenta de Twitter de la aerolínea Arajet.

En este cónclave se hizo un llamado a los Jefes de Estado y Ministros de Turismo de los distintos países insulares del Caribe para que se aborde esta problemática a través de un diálogo franco y transparente que permita llegar  a la formulación de planes de acción concretos que den como resultado un cambio en la situación actual.

En otros escenarios de concertación, la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe (CHTA) ha instado a los actores regionales a impulsar la conectividad aérea en la región, enfatizando la necesidad de una mejor.  A pesar de la desaceleración global del turismo receptor, el Caribe ha desafiado las contingencias con un aumento impresionante de visitantes en 2023. Sin embargo, este logro no ha sido igual en todos los destinos, ya que muchos enfrentan desafíos planteados por problemas de conectividad aérea y costos crecientes.

Ferromar

MÁS NOTICIAS

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN

ESTAMOS EN REDES SOCIALES