Home » Noticias destacadas » Especial TTC: El vino italiano es un gran atractivo ¿También el del Caribe?

Especial TTC: El vino italiano es un gran atractivo ¿También el del Caribe?

por Frank Martín

A nadie en el planeta Tierra le sorprendería saber a través de los noticieros que la Organización Mundial del Turismo y el Gobierno de Italia han celebrado la 6ª Conferencia Mundial de Enoturismo este mes de septiembre.

El evento del 19 al 21 de septiembre en Alba, la región de Piamonte en el corazón de los ricos viñedos italianos, tuvo como lema «Enoturismo combinado con innovación».

Si la reunión hubiera sido en el Caribe, los incrédulos habrían sido mayoría absoluta. Habrían estado equivocados. De hecho, en algunas de las encantadoras islas del Caribe, curiosamente, también se elabora buen vino.

El mejor ejemplo es República Dominicana, un típico país caribeño, donde es todo un éxito un proyecto llamado «Eco-sostenible», la «Bahía de Ocoa» que produce deliciosos vinos blancos, tintos y rosados.

“Este es un proyecto creado para promover la conservación de las plantas endémicas del sur de la isla. Se une a la siembra de más de 100,000 tipos de arbustos, la protección de los arrecifes de coral y especies de animales marinos en un área no contaminada entre el mar y las montañas de la zona» según información en Internet.

Se pueden encontrar variedades italianas como Cannonau, Montepulciano y Passerina y francesas como Cabernet Sauvignon.

Pero no faltan Moscatel de Hamburgo, Alfonso Lavallee, Syrah, Rebo, Sauvignon Blanc, Xarel-lo, Misiones, Tempranillo y Senso”, subraya una nota.

También se realizan visitas turísticas guiadas a viñedos, catas de vinos, catas en restaurantes y otros eventos.

En Latinoamérica hay un trabajo conjunto y continuo que tiene como objetivo comercializar el vino a nivel internacional.

Los empresarios consideran que el vino es una especie de joya para ofrecer, cuando es excelente, a un turista asiático o europeo. Argentina, Chile, Brasil y otras naciones de la zona que potencian el enoturismo son ya viejos adoradores de este licor de dioses.

En la conferencia de Alba en Italia, los objetivos con el vino ya son francamente globales.

El encuentro italiano contó con más de 30 ponentes internacionales que centraron su trabajo en la innovación en el futuro del enoturismo, cómo puede ser más sostenible y cuáles son las oportunidades digitales y sociales para mejorar los beneficios locales.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, dijo al respecto que «a medida que se pone en marcha la recuperación del sector, estoy seguro de que la conferencia representará una oportunidad única para aprender de las experiencias afrontadas en estos tiempos difíciles para garantizar un enoturismo exitoso y resiliente». sector.

Para Massimo Garavaglia, ministro italiano de Turismo, «el enoturismo es mucho más que vender vino, lo cual es claramente importante. Cuando vendes una botella de vino, estás vendiendo el territorio detrás de esa botella, la cultura de ese territorio, la historia de los hombres que diseñaron estos paisajes con las hileras de vides”.

Agregó que “el turismo relacionado con el vino tiene un componente de sustentabilidad ambiental”.

“Es un componente del turismo lento, en parte diferente al turismo tradicional. Y no es casualidad que el 90 por ciento de los turistas tengan una experiencia “eno gastronómica” durante su visita”, subrayó.

Agregó que «el vino es un motor de la imagen de Italia en el mundo y una atracción turística cada vez más popular para los visitantes, gracias a cómo se mezcla con la cultura, el arte y la historia italiana», dijo. .

FM

Comentarios