Home » Noticias destacadas » Especial de TTC: Los suscriptores pueden ayudar al turismo

Especial de TTC: Los suscriptores pueden ayudar al turismo

Es Oficial: Barceló Hotel Group ofrece viajes virtuales
Foto: ©Wanida Prapan/123rf

Por Frank Martin

Entre los sistemas innovadores que se buscan con ansiedad en el turismo mundial para que «ayuden» a una rápida recuperación está uno que algunos expertos le llaman “Netflix de los viajes”.

El sobrenombre se debe a que tal método usa las suscripciones con el fin de brindar ventajas de viajes de vacaciones a los suscriptores.

Netflix, Spotify, Apple y Amazon, entre otras menos conocidas, son empresas que tomaron la iniciativa de usar la llamada «clientela cautiva» a partir de suscripciones. 

Ahora, además,  ya ha surgido, modestamente por el momento, el «turista cautivo».

Los especialistas advierten no obstante que no hay relación con algún objetivo de «esclavizar» a nadie con este método. Lo que permite sus operaciones no son las cadenas sino internet. ¿Puede tener éxito algo así en el turismo mundial?

GlobaData dice que sí. Esta es una entidad lo suficientemente enquistada en el mercado para saberlo.

GlobalData Plc es una firma de consultoría y análisis de datos con sede en Londres, Inglaterra. Emplea a más de 3000 personas en sus oficinas en el Reino Unido, EE. UU., Argentina, Corea del Sur, México, China, Japón, India y Australia. Su llamada base I+D está en la India.

Esta entidad ya lleva un terreno recorrido con la adaptación de la industria turística al método de cobrar una cuota mensual al cliente a cambio de ofertas de estancias vacacionales, de ofertas fílmicas, películas, música y envíos gratuito.

Los estudios indican que esto es de gran comodidad para quienes planean vacaciones sin poder abandonar sus trabajos o lo que hacen en la vida cotidiana. Toda la información la obtienen a vuelta de pantalla de computadora y a su nombre.

Una conclusión temprana al respecto es que este modelo de negocios puede generar «mucha lealtad en los clientes que lo contratan», una  reacción muy codiciada en este mundo.

Un consejo que resuena hoy con el mundo bajo amenazas de pandemias y guerras en los oídos de los expertos es que la reapertura será cuando menos dura si encuentra caminos para satisfacer más a los viajeros.

Quizá como nunca antes en la historia prolongada del turismo mundial las personas que pagan por viajes de placer quieren saberlo todo antes de partir de casa, incluso antes de llegar no solo al destino, sino también al avión o al crucero.

Si quiere instaurarse firme, este modelo de negocio tendrá que identificar qué servicios necesitan los viajeros para hacer alianzas estratégicas con proveedores locales y así los usuarios tengan acceso seguro a diferentes servicios y experiencias determinados.

Otra observación es que las empresas tendrán que dirigir este modelo de negocio a un cierto tipo de personas que hagan viajes de manera constante, ya que no todas las personas viajan tanto como para que valga la pena una suscripción.

«Ya existen algunas empresas que ofrecen servicios similares, por ejemplo una de las primeras en realizar este tipo de estrategias fue Final Price, británica, que por una suscripción de 99 dólares al mes ofrecía a los usuarios acceso a las mejores tarifas de vuelos, hoteles y renta de automóviles. 

Otra con un modelo similar llamada BRB (Be Right Back o Regresamos pronto) ofrecía un servicio que por 49.99 libras esterlinas ofrecía tres vacaciones sorpresa durante un año y un mes antes del viaje te enviaban la información completa sobre hospedaje y transportación.

Más cerca del Caribe, en México, Volaris ofrece su Vpass que permite viajar a las personas una vez al mes a los destinos nacionales pagando una renta mensual, además de ofrecer acceso a precios preferenciales a otros servicios especiales.

Comentarios