Home » Noticias destacadas » Especial de TTC: En el Caribe y Latinoamérica el verano alienta al turismo

Especial de TTC: En el Caribe y Latinoamérica el verano alienta al turismo

Foto: ©nakedking/123rf

Por Frank Martin

Según avanza el año se reafirma el pronóstico de que América Latina y el Caribe encabezan como región única la reactivación de la industria turística mundial.

Un momento esencial en ese sentido ocurrió en la Cumbre Global en Manila, del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC).

El más reciente informe de Impacto económico del WTTC presentado ante esa cumbre de fines de abril pasado adelantó que serán unos 126 millones de nuevos puestos de trabajo los que serán creados en la próxima década y que 2023 será un punto de partida excelente.

Ese reporte reconoció que los destinos de Caribe y Latinoamérica lideran las previsiones para el verano que ya arribó para la mayor parte de la región.

El estudio mostró que cinco países se acercan a la recuperación de las cifras prepandemia en llegadas internacionales.

Esos destinos están encabezados por Costa Rica, cuyas reservas para el próximo periodo estival superará según las predicciones en un 30% las registradas en las mismas fechas de 2019. En un segundo puesto está Aruba (+23%) seguida en ese orden por República Dominicana (+16%), Jamaica (+15%) y México (+14%).

Otros informes caribeños han incluido o mencionado en el selecto grupo a Cuba. La reunión turística anual en esa isla celebrada en mayo mostró signos de recuperación de la isla para los primeros cuatro meses del año en cuanto al aumento de visitantes.

Las estadísticas nacionales subrayaron que ese país caribeño recibió más de 450 000 turistas y espera elevar ese número a los dos millones y medio de arribos en todo 2022 una tarea que el sector cubano considera «no imposible» aunque sí difícil.

En el caso cubano y de otros destinos caribeños el mercado canadiense está ganando nuevamente en dimensiones como fue por años, antes de estallar la pandemia.

Existen señales de que el verano verá aumentar la dinámica de la industria del ocio en esos y otros destinos.

En México, por ejemplo, se prevé que los ingresos procedentes de reservaciones de cruceros, hoteles, alquileres vacacionales y paquetes turísticos asciendan en 2022 a unos 10.000 millones de dólares estadounidenses, frente a los 6.200 millones de dólares el año anterior.

El gigantesco Brasil debe superar este año los 8.000 millones de dólares estadounidenses. En Argentina, los ingresos del sector crecerían un 76% con respecto a 2021, sumando casi 3.700 millones de dólares.

Los pronósticos prevén que los ingresos se acerquen a los 2.000 millones de dólares estadounidenses tanto en Colombia como en Chile.

No obstante, los especialistas llaman a evitar que la región se duerma sobre sus laureles.

Por ejemplo, la presidenta de la Caribbean Hotel and Tourism Association (CHTA), nacida en Jamaica, Nicola Madden-Greig, cree que el sector turístico del Caribe debe hacer más.

Uno de los retos que ha mencionado es que esta parte del mundo debe buscar y capacitar a su propia gente para satisfacer las crecientes necesidades laborales de la industria.

«Es imperativo que nuestros miembros sean diligentes en la dotación de personal en sus propiedades y empresas con profesionales de la hospitalidad capacitados y calificados», dijo a medios de prensa regionales. «Aún quedan algunos desafíos dentro de la región en torno a la oferta laboral en el mercado», subrayó.

Un aliento pese a las incertidumbres económicas que aún permanecen a causa de la pandemia y de la guerra en Ucrania es que el turismo internacional continuó su recuperación en enero 2022, con un comportamiento mucho mejor comparado con la debilidad manifestada a inicios de 2021.

Durante el primer mes de este año las llegadas de turistas internacionales en todo el mundo aumentaron más del doble (+130%) comparado con enero de 2021.

Fueron 18 millones de visitantes de vacaciones más los que fueron registrados en todo el mundo durante el primer mes de este año.

Ciertamente la tendencia positiva sigue amenazada en cuanto a la industria turística mundial.  Pero también lo es que no ha ocurrido un desplome pese a los obstáculos.

En cuanto a las Américas el comienzo en 2022 fue destacado y los resultados no se han agotado.

No es una esperanza sin fundamentos que el verano sea benevolente.

Comentarios