Home » Reportes Especiales » TTC Especial: Caribe: Los Cruceros zarpan pese a virus y huracanes

TTC Especial: Caribe: Los Cruceros zarpan pese a virus y huracanes

Foto: (Imagen alusiva, Pixabay)

By Frank Martin

Los cruceros habituales en el Caribe no solo están enfrentando durante su cauteloso “regreso” actual a la Covid-19 que es aún una gran amenaza, sino también a los huracanes de la región, en una temporada dura que se prolongará hasta noviembre, como cada año.

Este doble riesgo amenaza en un momento en que los grandes buques turísticos deben lidiar con el reinicio de sus itinerarios pese al coronavirus y especialmente a su modalidad más riesgosa actual, Delta.

Las grandes compañías de cruceros coinciden en que los huracanes del Caribe son viejos enemigos aunque de alguna manera más predecibles que la pandemia.

Pero pensar así no mejora las expectativas.

El primer huracán de la temporada de 2021 fue Elsa, que alcanzó su intensidad máxima en julio. Una situación considerada normal por los meteorólogos.

Pero para colmos para los cruceros y su tentativa de navegar, solo en junio aparecieron cinco tormentas tropicales, una estadística que es más alta de lo normal.

Las tormentas fueron Ana, Bill, Claudette y Danny, además de Elsa. Finalmente, penetró al Golfo de México y desde allí a Luisiana, con furia de cuarta categoría.

Una temporada ciclónica como la del Caribe de junio a noviembre es siempre de gran impacto sobre el turismo, sea débil o severa, porque la planificación debe hacerse siempre esperando lo peor.

Durante la etapa pueden surgir hasta 20 tormentas con nombre, unas diez de las cuales se tornan huracanes severos.

Y en 2021 en la región caribeña aún habrá que pasar la etapa considerada como más complicada con respecto al clima.

Los expertos sostienen que septiembre y octubre pueden ser simplemente terribles en cuanto a los huracanes. Y noviembre impredecible.

Este año los destructivos vientos y lluvias tienen un aliado. Usted sabe quién.

Un ciclón tropical es un sistema organizado y giratorio de nubes y tormentas eléctricas que se origina sobre aguas tropicales o subtropicales y tiene una circulación cerrada de bajo nivel durante un lapso limitado.

Pero una epidemia como la de Covid-19 no se sabe aún ni siquiera cómo se originó y cuánto más estará en los alrededores.

Así y todo, los cruceros ya están navegando y planeando el resto del año hasta diciembre.

Por ejemplo, el Ministerio de Turismo y Aviación de las Bahamas anunció que tres nuevos viajes de Crystal Cruises serán incluidos en su creciente lista de itinerarios a partir del otoño de 2021 ya iniciado.

Esas islas turísticas abrieron planes incluso para su año nuevo. En el caso de Crystal Cruises incluye un crucero de 10 noches desde Miami, Florida a Bimini, San Salvador, Long Island y Great Exuma, con una parada final en Jamaica.

La competencia está abierta. Desde inicios de agosto el Royal Caribbean Group divulgó que se apoya en las vacunas para viajes seguros mientras la industria de cruceros se hacía a la mar cautelosamente aún en medio de la pandemia.

No es un secreto financiero que los ingresos de las grandes compañías han caído a sus niveles más bajos de cualquier otra época a causa de la Covid-19.

Esa situación justifica que los operadores de cruceros reanudaran la navegación desde los puertos de Estados Unidos principalmente en junio con pasajeros y tripulación en su mayoría vacunados.

También con sus capacidades potenciales de transportar pasajeros limitadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de ese país.

Hay que recordar además que tal reanudación ocurre paulatinamente aun tras una suspensión de operaciones que ha durado un año.

«Las vacunas son el arma definitiva», dijo el presidente ejecutivo de Royal Caribbean, Richard Fain, en un encuentro con analistas turísticos.

Pero Fain advirtió que es imposible eliminar por completo los casos a bordo de un barco y la firma ha debido de tomar precauciones, incluyendo diseños diferentes de alojamientos, para evitar que los casos aislados inicien un brote.

Bajo estas innovaciones o similares, las líneas de cruceros internacionales han prometido que se extenderán nuevamente durante el otoño y un poco antes incluso.

Se anunció que el 24 de agosto último atracó el primer crucero en el Puerto de Cartagena, Colombia, luego de más de un año y medio sin que las navieras arribasen a ese país.

El crucero es el Star Breeze, de la línea Windstar Cruises, que llegó a la costa de Cartagena con 312 pasajeros y 190 tripulantes.

Otras líneas levantando anclas para navegar a Cartagena  y a otros destinos turísticos son Celebrity Cruises, Royal Caribbean, Scenic Luxury Cruises, Carnival Cruise Lines, Holland America, Princess Cruises y MSC Cruises; y para Santa Marta el Norwegian y Ritz Carlton Yacht.

Ninguna de las grandes compañías olvidó revisar los pronósticos de la temporada de huracanes para ajustar sus itinerarios.

Aunque quizá de alguna manera les parezca casi inofensiva comparada con la monstruosa pandemia.

FM

Comentarios