Home » Noticias destacadas » Especial de TTC. Caribe: Dudas sobre un verano sin coronavirus

Especial de TTC. Caribe: Dudas sobre un verano sin coronavirus

Especial de TTC. Caribe: Dudas sobre un verano sin coronavirus

Foto: thevisualsyouneed/123RF

Por Frank Martin

Servicio de TTC.- Si algo parece cierto es que el Caribe se está tomando sin pánico la llegada del coronavirus, aunque con buena cordura.

Sin grandes coberturas cotidianas sobre el Covid-19 las islas caribeñas han demostrado con sus acciones que no observan la pandemia con una falsa sensación de seguridad.

Es cierto que las tasas de incidencia regionales han sido bajas hasta el momento, pero los caribeños han tomado las estadísticas solo como temporales y no dejan de prepararse más.

Son ejemplos Jamaica, San Cristóbal y Nevis, San Vicente y Granadinas, que han coincidido en solicitar ayuda médica a las autoridades de Cuba para combatir la pandemia.

El primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, expuso en Twitter que reforzaría su “resistencia” al Covid-19 con 21 enfermeras cubanas.

“Estamos ampliando el personal para hacer frente a lo que esperamos que venga” subrayó Holness.

“Estamos haciendo todo lo posible para frenar la propagación del virus”, explicó.

La actitud del Caribe parece negar una teoría entre ciertos especialistas, de que espera el verano para liberarse del odiado coronavirus.

Análisis que se consideran como seudo -científicos proliferan por la red con pronósticos de que la primavera será el primer paso para la “desaparición” del virus.

El factor principal en esa “victoria” sería el calor.

Pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las principales organizaciones científicas que monitorizan la evolución de la epidemia han advertido sobre la “falsa seguridad” que emana la teoría, esta ha seguido su curso.

Los científicos no niegan que el nuevo coronavirus tenga una estacionalidad como el de la gripe.

Pero el Covid-19 es un desconocido. O sea que aún no se sabe cuál será su evolución en meses de calor. Los datos recopilados actualmente indican que las esperanzas que desaparezca en el verano no se sostienen.

En esa cuestión reina un sano escepticismo.

En 2009 ocurrió un surgimiento mundial de la llamada gripe A. No solo se inició en primavera sino que se sostuvo en el verano.

Un estudio indica que Covid-19, ha circulado sobre todo en zonas de clima templado.

También lo ha hecho en países más cálidos como Irán y Singapur.

Maria Van Kerkhove, directora técnica del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS expuso públicamente la semana pasada que “sólo conocemos este virus desde hace unas ocho semanas, no sabemos mucho sobre él”. Y llamó a no bajar la guardia sino a perfeccionar las medidas para combatirlo.

Las entidades internacionales comprometidas con la región caribeña como la Agencia de Salud Pública del Caribe (CARPHA), con sede en Trinidad y Tobago, elevó el riesgo de transmisión del coronavirus en la región, de moderadamente alto a “muy alto”.

Hubo un llamado a los miembros de CARPHA a que incrementen sus mecanismos de vigilancia.
Recomendaron que “la mejor manera de prevenir enfermedades es evitar exponerse al virus. Las simples acciones preventivas diarias pueden ayudar a prevenir la propagación de virus respiratorios “, dijo John, directora ejecutiva de CARPHA, quien ha instado a las personas a prestar atención a las precauciones estándar de prevención y control de infecciones.

Muchos estados caribeños han seguido contra el coronavirus un camino de defensa, aunque tranquilo.

Antigua y Barbuda también han promulgado “medidas de precaución”, incluidas campañas educativas en hoteles centradas en “prevención, preparación e identificación identificables”.

También estableció un grupo de trabajo “multisectorial nacional” COVID-19 para evaluar “todos los desarrollos internacionales y regionales relacionados con COVID-19”.

Las Islas Caimán anunció el cierre temporal del Aeropuerto Internacional Owen Roberts y del Aeropuerto Internacional Charles Kirkconnell.

“Como gobierno, reconocemos que esta difícil decisión será una interrupción en toda nuestra economía”, dijo Moses Kirkconnell, viceprimer ministro y ministro de turismo de las Islas Caimán.

“Sin embargo, la vida de nuestra gente en las Islas Caimán es nuestra principal preocupación”, dijo.

“Confiamos en que los beneficios a largo plazo de esta medida de control fronterizo nos ayudarán a prevenir un impacto más amplio en todo nuestro país”, subrayó.

Comentarios