Home » Noticias destacadas » El Lago de Atitlán, joya guatemalteca para los amantes de la naturaleza

El Lago de Atitlán, joya guatemalteca para los amantes de la naturaleza

Lago de Atitlán, llamado el lago más bello del mundo. Foto: Centroamérica

Guatemala es un país conocido por la riqueza natural de la que hace gala. Sería difícil hacer un ranking de lo mejor de sus parajes, por la mucha diversidad que la habita. Sin embargo, no son pocos los viajeros que apuestan por el lago de Atitlán como uno de los sitios favoritos. Las razones no son pocas.

Un espejo de agua de 130 km2 convence a los más escépticos. Su encanto se encuentra con algo de esfuerzo, 1 562 metros sobre el nivel del mar, en el departamento guatemalteco de Sololá. Pero llegados al punto de encuentro, cada paso vale la pena para enamorar los ojos con un paisaje de cine.

Su profundidad máxima es de 350 metros y los volcanes de más de 3000 m.s.n.m. que lo rodean (Atitlán, Tolimán y San Pedro) acrecientan la belleza e imponencia del paisaje.

Este es uno de los atractivos turísticos más visitados en Guatemala, y fue nominado como una de las siete maravillas del mundo. Es común escuchar que es considerado como el lago más bello del mundo, y también se concibe como uno de los sitios más singulares.

El origen de este lago sin desagüe visible, cuyo nombre nahua significa “entre las aguas”, es aun un misterio.

Algunos científicos opinan que es el cráter extinto de un antiguo volcán y otros señalan que se originó porque la actividad volcánica interrumpió el curso de los ríos, represando el agua.

Una leyenda indica que en el lugar del lago había una isla que fue asiento de una importante localidad maya durante el período Preclásico.

Lo que sí es comprobado es que Atitlán es la principal reserva nacional de agua dulce y uno de los mejores lugares turísticos de Guatemala, con actividades como kayak, cruceros, ciclismo, caminatas, senderismo, montañismo, observación de la biodiversidad y observación cultural en los pueblos ribereños y cercanos.

Los cerros y volcanes alrededor del lago ofrecen bosques densos y tupidos, donde el senderismo se puede practicar sin problemas, pudiéndose observar una gran variedad de aves, desde los poco tímidos pájaros carpinteros, hasta el Quetzal, ave nacional.

Volcanes y senderismo

A orillas del lago se sitúan los volcanes de Atitlán, Tolimán y San Pedro La Laguna (“Los Tres Gigantes”), formando así un paisaje impresionante. Alrededor del lago pueden visitarse los municipios de Santiago Atitlán, San Lucas Tolimán, San Antonio Palopó, Santa Catarina Palopó, Panajachel y San Pedro La Laguna. Muchos de los habitantes de estos pueblos son descendientes de los grupos cakchiqueles y tzutuhiles.

Los pueblos ofrecen diferentes ambientes a los turistas, desde la paz característica de Santa Cruz La Laguna y San Pedro La Laguna, lugares muy visitados, hasta la atmósfera festiva de Panajachel, el punto más popular de Sololá. También podemos encontrar todo tipo de artesanías como tejidos, vasijas, cadenas, pulseras, tambores y hamacas, entre otras. Se puede llegar a San Pedro La Laguna, Santa Clara La Laguna y el resto de pueblos por tierra, sin embargo, por la cantidad de opciones de hospedaje en Panajachel, suele ser más conveniente llegar hasta allá, y desde ahí partir en lancha a los pueblos alrededor. El recorrido desde la ciudad de Guatemala hasta el Lago de Atitlán lleva más o menos dos horas con cuarenta minutos.

(Con información de portal Centroamérica y Tiempo para tu viaje)

Comentarios