Home » Habana nuestra » Aduana de La Habana se convertirá en hotel y complejo de cruceros

Aduana de La Habana se convertirá en hotel y complejo de cruceros

Crucero hace entrada en la bahía habanera. Foto: Pixabay

Para coronar los esfuerzos por impulsar y recuperar el turismo insular está en ejecución una bella obra que transformará el edificio de la Aduana de La Habana en hotel y complejo de cruceros, informa hoy la agencia noticiosa PL.


Junto al mar en la bahía aparece poco a poco el Hotel Real Aduana, una edificación que tiene todas las características de convertirse en el alojamiento más atractivo de la capital de Cuba, a partir de la estructura añeja existente.

Considerado por muchos el edificio más hermoso de la Avenida del Puerto, la antigua Aduana de La Habana se restaura para convertirse en una gran Terminal de Cruceros.

El gran complejo, con sus tres viejos espigones: San Francisco, La Machina y Santa Clara, cuenta con grado II de protección, otorgado por la Comisión Nacional de Monumentos de Cuba.

Ello otorga un valor extra a cualquier emprendimiento que allí se lleve adelante, pero exige la preservación de sus valores arquitectónicos, tal y como lo reflejan reportes de entidades del Ministerio de Turismo (Mintur) del país.

El edificio actual de la Aduana de La Habana se inauguró en 1914, donde antaño se ubicara el muelle de San Francisco, y se extiende por 300 metros a lo largo de la Avenida del Puerto.

Fue construido por Barclays Parson & Klapp, y por casi medio siglo su muelle, operado por la compañía estadounidense Havana Docks Corporation estuvo considerado entre los mejores del mundo.

En el edificio, que compartía la Havana Dock con el Estado cubano (según acuerdo de 1905) radicaban, además de la Aduana de La Habana, y otras instituciones oficiales como la Capitanía del Puerto.

Allí también estaban la Policía Marítima, los Médicos del Puerto, el Departamento de Inmigración y la Inspección General del Puerto.

Las torres de la Aduana de La Habana, además de su función decorativa y como miradores, ocultaban dos tanques de agua en cada una, que eran la base del funcionamiento del avanzado sistema contra incendios del edificio

El edificio de la Aduana de La Habana se puede considerar ecléctico, puesto que en él confluyen elementos neoclásicos con arcos de medio punto y profusión de tejas criollas, con típico aspecto colonial español.

Para complementar los servicios de la Terminal de Cruceros, en parte del histórico edificio aparece por tanto el Hotel Real Aduana, un cinco estrellas operado por Habaguanex con 55 habitación desde las cuales se podrá disfrutar del maravilloso entorno que ofrece la bahía de La Habana.

Comentarios