“El momento de reformar el sector de la aviación civil de Barbados llegó” expuso recientemente el ministro de Energía y Desarrollo Empresarial, Kerrie Symmonds, durante un debate del Parlamento de dicha nación.

Según subrayó Symmonds, el nuevo proyecto de ley dirigido al tema marca particularmente el aeropuerto internacional Grantley Adams, en la capital barbadense, luego de valorar la norma de 2004 e insistir en la enmienda propuesta desde 2011.

De acuerdo con el Ministro el documento, presentado ante la Cámara, propone la separación de las funciones de los proveedores de servicios y de los reguladores en la terminal aérea, lo que calificó de necesario para que alcance un verdadero estatus internacional.

“Estamos, también, en el momento de maximizar su potencial comercial y que dé lugar u oportunidades de negocio a vendedores y artesanos más pequeños”, consideró el titular.

Grantley Adams es el único aeropuerto con tráfico aéreo regular en Barbados y funciona como una de las principales puertas de entrada al Caribe Oriental.

Tiene servicio directo a destinos en los Estados Unidos, Canadá, América Central y Europa, y sirve como el segundo centro de Islas de Sotavento Transporte Aéreo, con sede en Saint John, Antigua y Barbuda.

En 2016, según datos oficiales, fue el octavo más ocupado de la región y el tercero en las Antillas Menores, después de los igualmente internacionales Reina Beatrix en Aruba y el de Pointe-à-Pitre en Guadalupe.

Continúa además como un enlace aéreo importante para los pasajeros de cruceros que salen y llegan al puerto de Bridgetown, y una base de operaciones para el Sistema Regional de Seguridad y el Centro de Capacitación de la Policía Regional (Caribe). (Con información de Prensa Latina)

Ferromar

MÁS NOTICIAS

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN

ESTAMOS EN REDES SOCIALES