Home » Reportes Especiales » Voluntades que se cohesionan por una genuina cultura gastronómica cubana

Voluntades que se cohesionan por una genuina cultura gastronómica cubana

Voluntades que se cohesionan por una genuina cultura gastronómica cubana

A propósito de la 10ma edición del Festival Internacional Varadero Gourmet, Jorge Luis Méndez Rodríguez–Arencibia concedió una entrevista a TTC que versa sobre el quehacer de la Cátedra Cubana de Gastronomía y Turismo, de la cual es su presidente ejecutivo.

Profesor Méndez, ¿cuál es la misión y alcance de la Cátedra Cubana de Gastronomía y Turismo?
Se crea como órgano consultor, de interés estatal y público. Además de su misión principal de proponer y efectuar actividades científicas, investigativas, educativas y culturales que propicien preservar la autenticidad, valores identitarios y la adecuada promoción de la gastronomía cubana, fue considerada la pertinencia de reorientar sus objetivos y funciones. A tenor de esto último, asume el carácter de ente coordinador para fomentar acciones de formación, superación y especializaciones, al igual que vías y procedimientos para valorar y distinguir establecimientos y personal vinculados con las artes culinarias y servicios de alimentos y bebidas. Todo ello de manera colegiada con los diferentes organismos, instituciones y organizaciones que poseen como objeto social la comercialización del producto turístico y gastronómico en el país.

¿De qué forma está concebida su estructura en el contexto nacional y cómo se interrelaciona con otras organizaciones cubanas del ramo?
A semejanza de las organizaciones homólogas existentes en el ámbito internacional, nuestra cátedra quedará integrada por personalidades a quienes, bajo el principio de la voluntariedad y desde la posición del activismo, se les ha solicitado su aceptación para ser seleccionados como miembros en diferentes categorías y académicos. Entre las propuestas destacan directivos de organismos e instituciones, científicos, investigadores, intelectuales, profesores, escritores y artistas. Se trata de cohesionar voluntades y acciones para consolidar la gastronomía nacional con una particular cultura de la existencia, en tanto que propiciar una mayor visibilidad a lo genuino de nuestros fogones y mesas.

Usted fue presentado oficialmente como presidente ejecutivo de la Cátedra en la pasada edición del Varadero Gourmet. A su modo de ver, ¿cuáles son los principales resultados en este primer año que validan su efectividad?
Especial significación presupone que Cuba haya sido incluida como miembro de la Academia Iberoamericana de Gastronomía, a la vez que reconocida por la Real Academia de Gastronomía Española. Esta condición nos permitió presentar a la Junta Directiva, efectuada en Buenos Aires en septiembre de 2017, nuestra propuesta de considerar el otorgamiento a La Habana de la condición de Capital Iberoamericana de la Coctelería. Dicha distinción fue aceptada en septiembre de 2017 y anunciada públicamente en enero de 2018, en ocasión de FITUR España, mediante acuerdo rubricado por el Sr. Don Rafael Ansón Oliart, presidente de la antes citada Real Academia, y por el Arq. Manuel Marrero Cruz, ministro de Turismo de Cuba, acontecimiento que ha tenido una amplia repercusión temática.

Posteriormente, el pasado 14 de mayo, se realizó la ceremonia en suelo patrio, teniendo por escenario al Cabaré Tropicana, oportunidad en que fueron distinguidos establecimientos y cantineros seleccionados, de entre los más reconocidos en la Isla Grande. También se dio espacio a nuestra gastronomía en el proyecto Gastro Marca Iberoamérica, página web gestionada por la academia española, que con sentido holístico e integrador compendia reseñas, información histórica, singularidades, productos y elaboraciones más representativas, así como restaurantes y chefs más destacados. Igualmente, han sido publicados en medios digitales de las academias y del Grupo Excelencias trabajos que se nos han solicitado sobre el comer y el beber en la mayor de las Antillas.

En la referida ocasión usted destacó el trabajo conjunto a fin de que la cocina tradicional cubana fuera declarada Patrimonio Nacional, ¿cómo valora este proyecto en el contexto actual?
Meritoria labor ha desarrollado la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba, materializada en una esmerada y perseverante recopilación de datos, informaciones, referencias bibliográficas y testimonios para conformar el requerido expediente, ya oficialmente presentado a la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura. Estas gestiones han sido respaldadas con una importante cantidad y variedad de publicaciones bajo el sello editorial Artechef. Nos honra que se nos haya permitido nuestra modesta participación en tan loable empeño.

Voluntades que se cohesionan por una genuina cultura gastronómica cubana

Se dice que la Cátedra Cubana… homologa con la Academia de esta disciplina. En tal sentido, nos interesa que se refiera a sus vínculos internacionales con entes afines.
La interrelación con las academias dentro del contexto geográfico y cultural iberoamericano se ha fundamentado en el intercambio profesional, confraternización académica y participación inclusiva en la toma de decisiones colectivas. Varios presidentes de las mismas nos han visitado para compartir saberes y conocer de primera mano nuestras realidades, como son el Sr. Rafael Ansón, lo mismo que presidentes y representantes de las academias de Castilla y León, Andalucía y República Dominicana.

En este sentido, podemos añadir la asistencia a conferencias, conversatorios y espacios de la televisión argentina durante la Feria Gastronómica celebrada en Buenos Aires, en septiembre de 2017. Con toda justeza, súmense a las posibilidades participativas las actividades organizadas por el Grupo Excelencias, al que mucho debemos el encauzamiento y constante apoyo para nuestra cátedra.

Como colofón, ¿podría referirse a los proyectos de la Cátedra?
Aunque la cátedra no posee un carácter lectivo, por no considerarse una institución propiamente dedicada a la enseñanza, en atención a los actuales imperativos de mejorar los indicadores de satisfacción en quienes apuestan por la industria de la hospitalidad criolla, continuaremos participando en actividades docentes, tales como clases, consultorías y vinculación directa con profesores y alumnos de los cursos desarrollados por el sistema de enseñanza profesional para el turismo (FORMATUR), así como con las carreras de Licenciatura en Turismo y Licenciatura en Ciencias Alimentarias, ambas pertenecientes a la Universidad de La Habana; impartición de la asignatura optativa Gastronomía y Sociedad para estudiantes de grados terminales en las citadas licenciaturas; colaboraciones sistemáticas con artículos para las publicaciones especializadas Sol de Cuba, Artechef, Excelencias Turísticas y del Caribe, Excelencias Gourmet y Catauro; impartición de conferencias en el Diplomado Internacional de Periodismo Gastronómico, organizado por el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, para diciembre del año en curso.

Complementa este quehacer la redacción y publicación sistemática de literatura sobre cocina y gastronomía, así como el apoyo a cocineros y gastronómicos con vocación por las letras. En la edición de 2018 de los Gourmand World Cookbook Awards –considerados como los “premios Oscar” u “olimpiadas” para libros de gastronomía— el título de nuestra autoría Su Majestad, El Helado, con prólogo del Dr. Miguel Barnet, publicado por Ediciones Cubanas de ARTEX, S.A., obtuvo el 2do lugar en la categoría E-13 (contenidos únicos, temática Ice Creams), al nivel de los reconocidos como Best in the World. Anteriormente, en la edición de 2013 del referido certamen internacional, con igual distinción fue laureado el título Hablando con la boca llena. Diccionario gastronómico, publicado por Ediciones Boloña, de la Oficina del Historiador de La Habana, con el 3er lugar en la categoría Food Writing.

¿Desea tratar algún otro tema?
Bueno, creo que es suficiente. Solo me resta darle las gracias a TTC por tenernos en cuenta.


Jorge L. Méndez Rodríguez-Arencibia (La Habana, 1950)
Graduado en el Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona”, especialidad Español-Literatura (1981). Diplomado en Dirección de Restaurantes (2000), Dirección y Alta Gestión de Cocina (2002) y Especialización de Posgrado en Gestión Hotelera (2008) en la Escuela de Altos Estudios de Hotelería y Turismo. Vinculado a la docencia desde 1973 y al sector del Turismo desde 1985, ha ocupado diferentes cargos relacionados con la Gestión de Alimentos y Bebidas, como directivo y especialista en instalaciones hoteleras y entidades turísticas en Cuba y Méjico. Tuvo a su cargo la asesoría y compilación del libro Horizontes de la Cocina Cubana (Montreal, 1998), así como los manuales de explotación hotelera de los grupos Horizontes, Rumbos y Cubanacan. Autor del libro Helados y bebidas frías (Editorial José Martí, 2005), La moderna cocina cubana (Editorial NIOCIA, Barcelona, 2009), Gestión de la Restauración (colectivo de autores, Universidad de La Habana, Editorial Félix Varela, 2010), el diccionario gastronómico Hablando con la boca llena, Editorial Boloña, 2013) y varios trabajos sobre cocina cubana y gastronomía en publicaciones especializadas. Laureado en la 17ª Edición del Gourmand World Cookbook Awards –considerado por la prensa internacional como el “Oscar” de los libros de cocina— con el 3er lugar en la categoría Escritores Gastronómicos. Profesor adjunto del sistema de enseñanza especializada para el turismo (FORMATUR) y Profesor Asistente de la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana. Miembro de la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba, de la Asociación de Chefs de Los Andes, Perú y Miembro Honorario del Club de Chefs de Atenas, Grecia. Cooperante internacionalista en la República de Angola, en centros de alojamiento hospitalario, como Especialista de Nutrición y Dietética (2006-2010). En 2011, recibió el título de Chef Internacional. Se desempeña actualmente como Especialista de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Turismo.

Comentarios