Home » Turismo » A sus 500 años, Trinidad se reanima

A sus 500 años, Trinidad se reanima

El centro de la ciudad es uno de los más beneficiados con los trabajos de mantenimiento.

El centro de la ciudad es uno de los más beneficiados con los trabajos de mantenimiento.

 

La Villa de la Santísima Trinidad fue la tercera villa fundada por los colonizadores españoles en Cuba, a principios de 1514 y rápidamente llegó a ser una de las más prósperas de la mayor de las Antillas. Quinientos años después, ese poblado ubicado en la central provincia de Santi Spíritus conserva la magia de antaño con vistas a una de las celebraciones más importantes de su historia.

Llegar a Trinidad es como viajar en el tiempo. La urbe, declarada Patrimonio de la Humanidad hace 25 años, exhibe al turista viviendas de techos altos y de tejas, inmuebles de gran valor patrimonial y coches tirados con caballos como medio de transporte, costumbres que recuerdan siempre las rutinas de la época fundacional. El visitante puede transitar por calles empedradas y fachadas tradicionales, rasgos inconfundibles de una añeja ciudad colonial.

Es uno de los polos turísticos más completos de Cuba, se caracteriza por una excelente combinación de las históricas tradiciones culturales con sus bondades de sol y playa. En la localidad se encuentran Playa Ancón, María Aguilar y La Boca a la cabeza, y los hoteles Ancón, Costasur y Brisas Trinidad del Mar.

En la propia ciudad, está todo un símbolo del turismo trinitario: el Hotel Las Cuevas, rodeado de famosas cavernas y sus leyendas, en una de las cuales existe el Único Museo Espeológico de Cuba bajo una cueva natural.

Feliz aniversario

Para celebrar los cinco siglos de existencia las autoridades de la ciudad han emprendido diversas acciones de restauración y mantenimiento. El objetivo: conservar la singularidad que la ha hecho trascender al mundo.

Norberto Carpio, director de la Oficina de Restauración y Patrimonio, precisó que se hizo una maqueta de la ciudad, se repara el empedrado de las calles, donde se han instalado además, 100 lámparas que enriquezcan la iluminación en las noches y explicó que se está dando mantenimiento también a las casas particulares a fin de que mantengan la fachada colonial, entre otras acciones para elevar la calidad de vida de los habitantes del centro histórico y sus alrededores. Las inversiones que se acometen desde hace tres años ascienden a unos ocho millones de pesos convertibles (c.u.c).

En la zona urbana se reparan centros gastronómicos se mejoran las condiciones para al abasto de agua, se reparan centros gastronómicos, comerciales y de la salud, y se mejora la imagen de los parques y plazuelas.

 

Ingenio Iznaga, uno de los sitios emblemáticos del Valle de los Ingenios.

Ingenio Iznaga, uno de los sitios emblemáticos del Valle de los Ingenios.

Fuera de la ciudad se trabaja igualmente para celebrar los 500 años de la villa. En el Valle de los Ingenios, uno de sus lugares más conocidos y de gran atractivo turístico, se dedican esfuerzos a rescatar cañaverales, las casas y torres campanarios, el barracón de esclavos de Manaca Iznaga y el sitio arqueológico San Isidro de los Desfiladeros, elementos que cuentan parte de la historia de la nación caribeña.

Recientemente se concluyó la casa-hacienda Guáimaro, que será el centro de interpretación del valle. A pesar de los adelantos, quedan pendientes concluir la restauración de otros lugares emblemáticos de Trinidad como el Palacio Iznaga y el teatro la Caridad.

Medio milenio ha transcurrido desde que esta villa comenzara a encantar a sus pobladores y visitantes con un atractivo que hoy es casi único en el mundo. Añeja y a la vez joven, Trinidad lucha por mantenerse como lugar de obligada visita para quienes llegan a Cuba.

Comentarios