Home » Turismo » Se abren más posibilidades de viajar para los cubanos

Se abren más posibilidades de viajar para los cubanos

Servicio TTC.- Los cambios a la ley migratoria cubana que estarán vigentes desde el 14 de enero de 2013 no solo facilitarán las salidas al extranjero para los cubanos que residen en el país sino que además abren más posibilidades de regresar a su patria, de visita o definitivamente, a aquellos que viven en otras partes del mundo.

El secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta, la ministra de Justicia, María Esther Reus y funcionarios relacionados con la política exterior de Cuba explicaron la semana pasada en un programa especial de televisión que serán favorecidos por las transformaciones los emigrantes ilegales que se fueron después de los acuerdos migratorios establecidos por Cuba y Estados Unidos en 1994, y que podrán desde enero retornar bajo términos temporales, según informó Acosta.

También podrán hacerlo médicos y deportistas de alto rendimiento que se negaron a regresar durante misiones en el extranjero después de 1990 y tras ocho años de tomar su decisión. En el contexto de los viajes ilegales, el funcionario expuso que quedarán exceptuados de esos permisos para retornar quienes utilizaron para desertar la base naval estadounidense de Guantánamo, enclavada en el este extremo del país y considerada como lesiva a la soberanía cubana.

De acuerdo con las declaraciones de Acosta, existe un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos de devolver a esas personas. Reconoció que algunos fueron devueltos y otros, los que no lo fueron, no podrán retornar a Cuba ni temporal ni definitivamente.
Otros emigrados podrán a partir de enero “repatriarse”, o sea fijar nuevamente su residencia en el país, si cumplen ciertas condiciones como quienes con menos de 16 años de edad fueron llevados fuera de Cuba por otras personas. Los regresos serán permitidos por razones humanitarias, entre estas las de quienes “requieran regresar para hacerse cargo de familiares desvalidos en Cuba, o existan otras razones fundadas”.

Sobre el proceso de repatriación dijo que este se incrementó “en los últimos tiempos” y en tal marco muchos “emigrados, por distintas razones, han estado regresando al país y han sido acogidos”.

“Cuba no busca con ellas (las transformaciones) un certificado de buena conducta dijo el secretario del Consejo de Estado. “Las medidas aprobadas se han adoptado por decisión soberana del Estado cubano, no responden a presiones ni imposiciones de nadie”, expuso.

Aseguró que “con el paso del tiempo el flujo de personas ha cambiado de forma considerable de uno eminentemente político, en los primeros años de la Revolución, a otro motivado por razones económicas, en sintonía con el comportamiento del fenómeno a escala regional y global”.

En el programa se divulgó que en 2011, sin modificarse aún la ley migratoria, vinieron a Cuba más de 400 mil cubanos residentes en el exterior, de los cuales cerca de 300 mil lo hicieron desde Estados Unidos.

Desde el año 2000 hasta el 31 de agosto de 2012, recibieron permisos de las autoridades cubanas de salida temporal o definitiva el 99,4 por ciento de los ciudadanos que lo solicitaron. En ese lapso viajaron al exterior “casi un millón de cubanos, y de ellos no retornó apenas un 12,8 por ciento”, subrayó.

Acosta dijo que las medidas que las medidas migratorias abolidas ahora que se tomaron hace décadas fueron “en legítima defensa de la revolución” y subrayó que “hoy cambiamos porque también la Patria está cambiando”.

La ministra de Justicia por su parte, explicó que los mecanismos regulatorios que aún se aplicarán sobre algunas personas serán solamente “para aquellas personas que realizan actividades vitales, quienes estarán identificadas por los jefes de los organismos y las instituciones”.

“Esto no quiere decir que no puedan viajar por asuntos particulares, precisó. Solo si deciden emigrar se les impone un límite de tiempo prudencial para la capacitación de un reemplazo para el cargo. En el caso de los universitarios ese límite puede extenderse hasta cinco años, y en el caso de los técnicos hasta tres años”, subrayó.

Comentarios