Home » Turismo » Puntos de Vista: Playas, atributo natural del destino cubano Jardines del Rey

Puntos de Vista: Playas, atributo natural del destino cubano Jardines del Rey

Puntos de Vista: Playas, atributo natural del destino cubano Jardines del Rey

Cayo Guillermo. Foto: Narmys Cándano. TTC

Escrito por Prensa Latina

Las playas son una de las riquezas naturales más acogedoras del destino turístico Jardines del Rey, ubicado en el litoral norte de la región central de Cuba.

Cerca de 40 kilómetros de playas de cálidas y transparentes aguas bordean los cayos Coco, Guillermo, Antón Chico y Paredón Grande, principales islotes de la región turística del norte de Ciego de Ávila.

Una de las motivaciones por las que cada año llegan hasta esa región cientos de visitantes extranjeros es para el disfrute de sus excelentes balnearios de finas arenas de origen coralino, poca pendiente submarina y corrientes suaves.

Por esos parajes se encuentran las playas Flamencos, Larga, Coloradas, La Jaula y Prohibida, en Cayo Coco; Los Pinos y Del Norte, en Paredón Grande y El Paso, Del Medio y Pilar, en Guillermo.

De ellas sobresale Playa Pilar, que se distingue por sus excelentes cualidades, como son sus claras aguas azul turquesa de diferentes tonalidades y la inigualable naturaleza circundante.

La diferencia con el resto de los litorales caribeños son sus fondos marinos, rodeados de formaciones coralinas de extrema belleza, donde abundan los bancos de peces, debido a la cercanía de la segunda mayor barrera coralina del continente.

Considerada una de las playas más hermosas de la Isla, impresiona por sus mareas bajas y tranquilas, la limpieza del mar y la blanca y fina arena, atributos que invita al visitante a disfrutar plácidamente de un baño de mar y exponerse al sol tropical.

Allí se encuentra la duna de arena más alta del Caribe, con 15 metros de altura, rodeada de una vegetación autóctona de las costas, cocoteros, uvas caletas y almácigos en un medio bien natural, además, de bordear las pasarelas que llevan al viajero hasta las riberas.

Playa Pilar, es un constante recuerdo al Premio Nobel de Literatura, Ernest Hemingway, pues así se llamaba el yate que utilizó para bordear la isla de Cuba en busca de submarinos alemanes, durante la Segunda Guerra Mundial.

Comentarios