Home » Negocios » Punto de Vista: Con tecnología china, Cuba produce muebles para el turismo

Punto de Vista: Con tecnología china, Cuba produce muebles para el turismo

Punto de Vista: Con tecnología china, Cuba produce muebles para el turismo

Tras una inversión de casi un millón de dólares, la planta adquirió equipamiento chino de avanzada tecnología, lo que favorece las condiciones de trabajo, productividad, calidad en el acabado y el salario de los obreros. Foto: www.venceremos.cu

Por Xinhua Actualizado Jun 28, 2018

Guantanamo.- La llegada de tecnología china ha significado un repunte productivo para la fábrica de Muebles Imperio, ubicada en la oriental ciudad cubana de Guantánamo, a unos 900 kilómetros al este de La Habana.

Esa planta es la única del país cuya producción se destina totalmente a satisfacer las necesidades de la industria turística cubana, que vive un constante crecimiento con la construcción casi a diario de nuevas instalaciones.

Tras una inversión de casi un millón de dólares, la planta adquirió equipamiento chino de avanzada tecnología, lo que favorece las condiciones de trabajo, productividad, calidad en el acabado y el salario de los obreros.

“Tiene mucha más aceptación la producción por nuestros clientes cuando la hacemos de una manera automatizada”, afirmó a Xinhua el operario Elías Ramírez, quien no deja de alabar al nuevo equipamiento.

Ramírez, quien se proclama “un guantanamero de pura cepa”, es carpintero ebanista, pero después de un curso aprendió a trabajar con una modernísima seccionadora, altamente automatizada.

“Para los trabajadores es importante porque humaniza el trabajo y ofrece mucha más ventaja, al aumentar la producción con mucha más calidad”, explicó Ramírez parado frente a la máquina de la compañía Nanxing, radicada en la Zona Industrial de Shuanggang, en la ciudad china de Tianjin.

Además de la seccionadora se instalaron otros equipos automáticos y semiautomáticos, entre ellos una bordeadora, que fija los bordes de los tableros, y un taladro múltiple, así como una cabina presurizada para pintura y un avanzado sistema extractor de desechos.

También se instalaron otros equipos que ahorran electricidad, materias primas y tiempo, entre ellos espigadoras, acopladoras, lijadora-calibradoras, todos determinantes en la fabricación de muebles para los hoteles de la cayería de Jardines del Rey, en el litoral norte del centro de la isla.

Lo singular de Muebles Imperio, es que a mediados de la década pasada era una entidad descapitalizada, con deudas, casi sin mercados, incapaz de cumplir sus compromisos productivos, por lo que estuvo prácticamente paralizada y registraba pérdidas.

En el 2006, el Ministerio de la Industria Ligera de Cuba pagó las deudas a los proveedores y al año siguiente recibieron un crédito del Ministerio de Economía y Planificación, con lo que la situación cambió radicalmente.

El renacer productivo de la empresa tuvo su colofón ahora con el nuevo equipamiento chino, algo que agradecen directivos y trabajadores como Pablo Alcántara, quien también opera la recién llegada maquinaria.

“Es muy importante para nosotros, porque cumplimos con todos los propósitos y los planes que tiene el país para el turismo”, afirmó Alcántara, otro guantanamero apegado a su oriental territorio.

Con el característico acento de los orientales cubanos, el trabajador aseguró que las facilidades obtenidas con las nuevas máquinas lo han sorprendido “porque son altamente eficientes y exactas en el trabajo y han superado todas nuestras expectativas de mejora”.

Ahora la industria se ha convertido en una atractiva fuente de empleo para los guantanameros y por eso empieza a predominar la fuerza joven que entre los casi 250 trabajadores de la industria, fruto de una estrategia orientada a captar brazos frescos y mentes preparadas para enfrentar la tecnología de punta.

Además, un programa de adiestramiento para jóvenes, iniciado hace cinco años, permite enfrentar el envejecimiento de la población, que en un momento determinado hizo que disminuyera la cantidad de carpinteros en el territorio, por jubilación u otras causas.

En la actualidad, Muebles Imperio garantiza más de 11.000 piezas para habitaciones, restaurantes, bares, salones y otras áreas de instalaciones hoteleras, una producción sustentada ahora por una avanzada tecnología china.

Comentarios