Home » Eventos » Michelangelo Pistoletto a plenitud en La Habana

Michelangelo Pistoletto a plenitud en La Habana

Michelangelo Pistoletto a plenitud en La Habana

Pistoletto recibió en 2014 el Doctorado Honoris Causa de la XII Bienal de La Habana. Fotos: Narmys Cándano. TTC

El destacado artista italiano inauguró su primera exposición personal en la capital cubana como parte de las actividades de la recién concluida XIX Semana de la Cultura Italiana en Cuba.

El Edificio de Arte Universal del Museo Nacional de Bellas Artes acoge hasta el 13 de marzo de 2017 esta abarcadora muestra de la obra de Pistoletto, quien ofrece algunos trabajos ya históricos de su trayectoria junto a obras más recientes y una nueva serie de cuadros-espejos creados específicamente para esta sede expositiva.

Michelangelo Pistoletto a plenitud en La Habana

Una nueva Walking Sculpture abrió la exposición en el Parque Central de La Habana, donde el público tuvo la oportunidad de interactuar con una gigantesca esfera de periódico mientras “se paseaba” por esos predios. 

Michelangelo Pistoletto a plenitud en La Habana

En opinión del propio creador, la esfera representa la fortuna que toca a todos, esa que desea a los cubanos y a todos, expresa el deseo de un mundo sin fronteras, amor total, sin diferencias.

Luego, la “bola” regresó al Museo y pasó a formar parte de la exposición que se inauguró con la presencia del cuerpo diplomático de Italia en Cuba, encabezado por el Embajador de Roma en La Habana, Andrea Ferrari.

Una sala de video, donde se pueden apreciar dos performances realizados por el artista en La Habana como parte del proyecto Tercer Paraíso, y la experiencia del Primer Forum Rebirth Geografías de la Transformación.

Michelangelo Pistoletto a plenitud en La Habana

Además, se destaca a la entrada del edificio la obra Il Tempo del Giudizio (El Tiempo del Juicio), 2009, varias instalaciones que representan cuatro religiones: Budismo, Islam, Judaísmo y Cristianismo mediante elementos simbólicos colocados delante de un espejo. Un espacio para reflexionar sobre la relación entre arte, espiritualidad y política.

El público podrá observar también fotografías resultantes de diferentes perfomances, una enorme mesa espejo con sillas de diferentes tipos y tamaños que reflejan diversidad de orígenes, de opinión, de pensamiento…

Michelangelo Pistoletto a plenitud en La Habana

Pero sin dudas, los elementos más atractivos son los cuadros-espejos, cuyos personajes parecen interactuar con quienes los miran y, al mismo tiempo, se unen a su reflejo.

La idea para esta serie surgió en 2015, durante la participación de Michelangelo Pistoletto en la XII Bienal de La Habana. Las 18 obras atestiguan la vida cotidiana en Cuba, mostrando sobre fondos reflectantes, personas fotografiadas por las calles o en espacios comunes, ocupadas en simples actividades diarias, sin poses ni ademanes forzados.

Michelangelo Pistoletto a plenitud en La Habana

En opinión del artista “El espejo ofrece su superficie al espacio real, como testigo de su misma infinita extensión espacio-temporal. Cuando se rompe por mano del artista, su poder reflectante no se pierde, se multiplica, tantas veces cuantos son sus fragmentos. La rotura de cada espejo enmarcado es como una pequeña explosión que multiplica las partículas de la reflexión y se queda expuesta como memoria de un exacto instante del pasado incesantemente reflejado en un nuevo presente. Cada espejo roto es, por tanto, un documento de un evento que maraca un momento puntual en el fluir del tiempo.”

Comentarios