Home » Turismo » Meliá Hotels International ratifica su apuesta por Cuba

Meliá Hotels International ratifica su apuesta por Cuba

Meliá Hotels International ratifica su apuesta por Cuba

Meliá Hotels International administra en Cuba más de una treintena de hoteles. El Meliá San Carlos, en Cienfuegos, es una muestra del alto estándar que ofrece la compañía. Foto: TTC

El presidente de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer Juliá, aseguró que el grupo hotelero mantiene su apuesta por Cuba y confía en que la controversia con el gobierno de Estados Unidos tenga una resolución que respete el derecho internacional.

Durante la junta de accionistas, celebrada en la ciudad de Palma, el ejecutivo rememoró la historia de la cadena en el país y el fuerte vínculo que une a la compañía con el destino caribeño, en el que la compañía opera desde hace 31 años, tiempo en el que afirmó nunca se arrepintió de haber apostado por su desarrollo turístico.

Subrayó Escarrer las potencialidades de Cuba como destino vacacional. “Nos encontramos con un país único, inimitable, con unos activos extraordinarios por su naturaleza y sus playas, su cultura, su patrimonio y algo tan importante para el turismo como es la seguridad y estabilidad”, destacó.

Resaltó igualmente la calidez y hospitalidad extraordinaria del pueblo cubano.

Asimismo, el consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer Jaume, reconoció que el conflicto de Estados Unidos con Cuba ha afectado, sobre todo, a los hoteles urbanos, además de que las nuevas medidas restrictivas han provocado una disminución de las tarifas y de la ocupación.

No obstante, “llevamos 31 años lidiando con diferentes gobiernos tanto republicanos como demócratas y estamos orgullosos de haber contribuido al desarrollo del sector” en la isla, aseguró.

La ley Helms-Burton, que codifica el bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impuso a Cuba hace casi seis décadas, está dirigida a fortalecer el cerco a nivel internacional.

El Título III de la ley, de marcado carácter extraterritorial, permite a cualquier ciudadano o empresas estadounidenses presentar demandas ante tribunales de ese país sobre propiedades nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución del 1 de enero de 1959.

Fuente: Prensa Latina

Comentarios