Home » Negocios » La inversión extranjera continuará contribuyendo al desarrollo del turismo en Cuba

La inversión extranjera continuará contribuyendo al desarrollo del turismo en Cuba

La inversión extranjera continuará contribuyendo al desarrollo del turismo en Cuba

En el contexto de Fitur 2017 ofrecemos una actualización de la entrevista realizada a José R. Daniel Alonso, Director General de Desarrollo del Ministerio de Turismo de Cuba, quien nos acerca a la marcha de la inversión extranjera en el sector turístico.

José Daniel, ¿cuál es su apreciación sobre la incidencia que tiene la inversión extranjera como una de las vías para el desarrollo del turismo en Cuba?
Como se establece en la política sectorial aprobada, la inversión extranjera en el turismo se asocia a compañías de reconocido prestigio internacional, lo que permitirá diversificar el producto turístico, desarrollar nuevas ofertas extra hoteleras y contribuir a incrementar el número y los estándares de las habitaciones en hoteles de ciudad, sobre todo en La Habana.

En ese sentido, y considerando el aporte de financiamiento, tecnología y know how que pueden hacer las compañías asociadas, considero que la inversión extranjera continuará contribuyendo al desarrollo del producto turístico cubano y, en consecuencia, al del país.

Sería interesante que refiriera las esferas principales de interés de los proyectos incluidos en la Cartera de Oportunidades de Negocios del sector.
El desarrollo turístico de Cuba continúa siendo uno de los procesos más dinámicos de la economía y actualmente, a partir de su diversidad y potencialidad, es uno de los sectores priorizados.

Se ha conformado un programa hasta el 2030 –que prevé tanto capital propio como foráneo bajo la Ley 118/2014 de Inversión Extranjera–, en el que se complementan la actividad hotelera y extra hotelera, máxime en lo relacionado con la diversificación de productos, captación de mercados de alto estándar e introducción de compañías operadoras de reputación global.

La estrategia aprobada concibe desarrollar no solo el turismo de sol y playa sino también el patrimonial, histórico, cultural, de salud y calidad de vida, todos con muchas potencialidades a lo largo de la Isla.

Se priorizan tres modalidades de inversión extranjera. En cuanto a los contratos de administración y comercialización hotelera, aclaramos que algunos prevén que la parte foránea aporte recursos requeridos para remodelar instalaciones existentes e introduzca nuevas marcas.

Pueden valorarse proyectos con financiamiento extranjero para parques temáticos y otros servicios extra hoteleros, o vinculados al turismo de salud y calidad de vida, de conjunto con la empresa Servicios Médicos Cubanos.

También se admite la creación de empresas mixtas para la ejecución y posterior operación de nuevos hoteles e inmobiliarias asociadas al turismo, particularmente vinculadas a campos de golf.

Hacia estos objetivos está dirigida la Cartera de Oportunidades de nuestro sector que, luego de haberse actualizado, se lanzó el pasado mes de noviembre en el marco de la Feria Internacional de La Habana.

¿Cuáles son los principales destinos identificados?
Los principales polos turísticos identificados para desarrollar las diferentes modalidades, así como las infraestructuras necesarias para la operación de los nuevos proyectos, son: La Habana, Cienfuegos, Santa Lucía (en Camagüey), Covarrubias (en Las Tunas) y Holguín.

A partir de las propuestas que realicen los inversionistas pueden evaluarse proyectos en otras zonas de alta significación para el turismo.

¿Cómo está compuesta la planta hotelera bajo contratos con cadenas internacionales?
Los contratos de administración y comercialización hotelera han tenido un crecimiento sostenido en los últimos años; abarcan al 88% de los hoteles 4 y 5 estrellas de Cuba.

Están aprobados 81 contratos de administración y comercialización hotelera –de ellos cinco con financiamiento– con 18 cadenas internacionales que operan 94 hoteles con 40 686 habitaciones –el 60% de las existentes en el país. De ellos, 36 son de Gaviota, 25 de Gran Caribe, 19 de Cubanacán y uno de Islazul, con 23 989, 9 398, 7 088 y 211 habitaciones, respectivamente, al cierre de noviembre de 2016.

¿Cuáles son las operadoras presentes en Cuba y las previstas que entren próximamente?
En estos momentos las cadenas internacionales que tienen contratos aprobados son: Accor, Barceló, Be Live, Blau, Blue Bay, Blue Diamond, H 10, Iberostar, Meliá, NH, Pestana, Roc Hoteles, Sercotel, Starwood, Superclub, Valentín, Elite Club Vacance y Warwick.

Asimismo, están en diferentes niveles de negociación las propuestas de contratos con otras prestigiosas compañías, como Banyan Tree, Kempinski, MGM Muthu, Centara, One & Only, GHM, Catalonia, Eden Viaggi, Alpitur, WFA y Louvre Hotels.

¿Ha avanzado la inversión extranjera en la náutica?
La empresa cubana Marinas y Náuticas Marlin S.A tiene aprobado el Contrato de Administración y Comercialización de Servicios, Marlin-Azulmar, con la compañía Sweet Spa S.A., para la administración y comercialización de la base náutica de Júcaro y su centro internacional de pesca y buceo en el archipiélago Jardines de la Reina, para ofrecer pesca deportiva y buceo contemplativo.

La inclusión de cinco oportunidades de negocios en la modalidad de contratos de administración de servicios con financiamiento en marinas, ha generado un gran interés de importantes compañías internacionales. No obstante, esta esfera requiere de apremio, pues es una de las más demandadas por nuestros visitantes, dada la gran potencialidad que tiene en las costas cubanas.

¿Podría caracterizar el espacio que ocupan las empresas mixtas constituidas y en proceso?
Existen 25 empresas mixtas constituidas, de las cuales tres realizan servicios gerenciales –13 han cumplido total o parcialmente su objeto social. En este conjunto se incluyen trece que operan al presente 5 259 habitaciones de 4 y 5 estrellas. Además, hay dos proyectos inmobiliarios asociados al turismo (Bellomonte S.A. y Carbonera S.A.).

Están en diferentes etapas de negociación otras 14 empresas mixtas posibles para desarrollos hoteleros e inmobiliarios, lo que, junto al inicio de las obras de algunas ya constituidas, aumentarán el volumen de habitaciones construidas y operadas bajo esta modalidad inversionista.

A su vez, Cubanacán tiene una empresa mixta con una compañía china que opera un hotel de alto estándar en Shanghái.

¿Qué países están involucrados en estas inversiones? 
Hay 16 países involucrados en proyectos de inversión extranjera, aprobados o en negociación, en todas las modalidades aplicadas en el turismo. España continúa siendo la de mayor número de proyectos, pero también hay presencia de China, Canadá, Francia, Inglaterra, Qatar, Holanda, Portugal y Estados Unidos; y se avanza en negociaciones con empresas de Italia, Alemania, Viet Nam, Suiza, Rusia, Singapur y Dubai, entre otros.

¿Cómo se han comportado las franquicias?
La red de franquicias, patrocinada por la Empresa Extrahotelera Palmares, cuenta con un total de 12 instalaciones –cierre del pasado noviembre– bajo esquemas de franquicias en otros países de la marca La Bodeguita del Medio: cuatro contratos unitarios para operar en México (Puerto Vallarta, Colonia Roma, Guadalajara y Playa del Carmen), tres suplementos del contrato maestro en México (Monterrey, León y Villa Hermosa) y sendos contratos para Budapest, Praga, Costa Rica, Buenos Aires y Shanghái, de reciente aprobación.

En paralelo, se continúa trabajando en la estrategia comercial para nuevas aperturas de “Bodeguitas” o “Floriditas”, así como establecimientos bajo las nuevas marcas Tropicana y el Gato Tuerto.

¿Desea añadir algún otro aspecto?
Sí, creo que el nuevo escenario del turismo cubano constituye, sin dudas, una garantía para que las compañías extranjeras acompañen a las empresas cubanas en su desarrollo, es por ello que todos los que de una manera u otra participamos en este sector debemos aunar esfuerzos para que los procesos de negociación sean más ágiles y estén mejor preparados, a fin de poder cumplir los objetivos que nos hemos trazado y contribuir así a la prosperidad económica de la nación.

Comentarios