Home » Negocios » La hotelería cubana abierta a la inversión extranjera

La hotelería cubana abierta a la inversión extranjera

La hotelería cubana abierta a la inversión extranjera

Cuba continúa estimulando la participación extranjera en la rama hotelera, a fin de renovar y actualizar su capacidad habitacional y construir nuevos hoteles. De hecho, la modalidad más expandida en el turismo cubano es la de contratos de administración y comercialización hotelera con compañías de reconocido prestigio internacional, algunos de los cuales prevén que la parte foránea aporte recursos requeridos para remodelar instalaciones existentes e introduzca nuevas marcas.

Hasta la fecha, se han constituido 27 empresas mixtas para la construcción de nuevos desarrollos hoteleros e inmobiliarios asociados al turismo, de las cuales 13 han ejecutado inversiones que involucran a 4 995 habitaciones de 4 y 5 estrellas; 15 hoteles operan bajo esta modalidad, según datos aportados por el Ministerio de Turismo.

Al presente, 20 gerencias extranjeras están presentes en Cuba: gestionan 122 hoteles y más de 44 000 habitaciones, mediante 90 contratos de administración y comercialización con las contrapartes cubanas Gaviota, Gran Caribe, Cubanacan e Islazul.

Diez de esas compañías son de origen español y administran un 72% de los hoteles bajo esta modalidad. Las restantes radican en Canadá, Francia, Singapur, Portugal, Italia, Estados Unidos, Suiza, India y México. Encabezan el listado Meliá, Iberostar y Blue Diamond, que agrupan un 74% de las instalaciones.

Distribuidos en los principales polos turísticos de la Isla, un 69% de los hoteles bajo contratos de administración responden al producto de sol y playa, y un 31% al de ciudad. Varadero, La Habana, Cayos de Villa Clara y Jardines del Rey concentran el 82%; el resto se ubica en la costa norte de Holguín, Santiago de Cuba, Cayo Largo del Sur, Cienfuegos, Camagüey, Trinidad, Jibacoa, Santa Lucía y Gibara.

Las fuentes utilizadas en la tabla son los propios sitios web y catálogos de los grupos hoteleros que, en general, se basan en sus esquemas de comercialización, por cuanto no concuerdan con las estadísticas oficiales sustentadas en criterios contractuales.

La hotelería cubana abierta a la inversión extranjera

Comentarios