Home » Noticias destacadas » Jardines del Rey, modelo de crecimiento turístico sostenible

Jardines del Rey, modelo de crecimiento turístico sostenible

Especial de TTC: Asociación hotelera ve un buen futuro para el Caribe

La preservación de los valores ambientales tiene máxima prioridad para el desarrollo de Jardines del Rey. Foto: TTC

Jardines del Rey, cayería ubicada al norte de la provincia de Ciego de Ávila, en Cuba, justo está celebrando los 25 años como destino turístico. Sobre su operación y perspectivas de desarrollo, bajo la premisa del respeto a la calidad y al medio ambiente, habla para TTC Iyolexis Correa Lorenzo, delegada del ministro de Turismo en la provincia de Ciego de Ávila.

Iyolexis, luego de un cuarto de siglo de desarrollo ascendente, ¿cómo está estructurado actualmente el destino Jardines del Rey y su planta hotelera?

El destino turístico ha crecido anualmente desde la inauguración del primer hotel, el 12 de noviembre de 1993: en los cayos Coco y Guillermo operan en estos momentos 18 hoteles con 8 291 habitaciones, mientras que en las ciudades de Ciego de Ávila y Morón contamos con dos complejos hoteleros con 379 habitaciones. Este año volveremos a crecer, tanto en la cayería como en tierra firme, con la inauguración de los hoteles Rueda, en Ciego de Ávila, y Punta Rasa Oeste y Pilar 1, en Cayo Guillermo.

Actualmente, tenemos presencia de todas las cadenas hoteleras cubanas –Gran Caribe, Cubanacan, Islazul y Gaviota–, que en su mayoría han concertado contratos de administración con siete gerencias extranjeras: Meliá Hoteles Internacional, Iberostar Hoteles and Resort, Accor, Sercotel, Pestana Hotels Group, Blue Diamond Resorts y MGM Muthu Hotels.

Jardines del Rey dispone, además, de dos bases náuticas, diversas instalaciones extra hoteleras, entre ellas ranchones próximos a la playa como el Flamingo, Cuba Libre y Playa Pilar; el Delfinario de Cayo Guillermo, donde el cliente puede disfrutar del baño con delfines; Ocio Club con opciones para niños, centro comercial La Gaviota, Plaza Los Flamencos y otras opciones.

¿Qué volumen de visitantes recibe el destino y cuáles son los principales mercados emisores?

Al igual que la planta hotelera, el arribo de turistas crece de año en año. En 2014, el destino acogió a 266 000 visitantes y tres años después, en 2017, la cifra se incrementó a unos 458 000, pese a las afectaciones del huracán Irma en el último trimestre.

Los principales mercados internacionales para Jardines del Rey son: Canadá, seguido por Reino Unido, Rusia, que se ha posicionado en el tercer lugar desde el pasado ejercicio; Francia, Italia, Alemania y nuevos mercados de reciente presencia, como Portugal y Polonia.

Es importante señalar que el turismo nacional ha ido ascendiendo y ya sobrepasa los 100 000 hospedados en nuestras instalaciones, y constituye el segundo mercado en importancia después de Canadá.

¿Qué conexiones aéreas garantizan el volumen del flujo turístico?

A través del aeropuerto internacional Jardines del Rey, localizado en Cayo Coco –funciona desde 2002–, se reciben vuelos chárteres de Canadá que cubren las rutas desde Toronto, Montreal, Vancouver y otros orígenes; se incrementan en invierno, aunque algunos permanecen todo el año. Asimismo, desde Londres y Manchester, en el Reino Unido; Ezeiza, en Argentina, Moscú y Lisboa; y, puntualmente, desde Francia, Italia, Portugal y Polonia, con operaciones específicas de turoperadores.

Existen posibilidades de incrementar nuevas operaciones aéreas, a partir de las condiciones que facilita el mencionado aeropuerto.

Se habla de un ambicioso proyecto para incrementar las capacidades de alojamiento, ¿qué nos puede decir al respecto?

Tenemos un plan de desarrollo hasta 2030 con una proyección de construir 22 nuevos hoteles que abarcarían no solo los cayos Coco y Guillermo, sino además Cayo Paredón Grande y Cayo Antón Chico, lo que permitirá incrementar la planta hotelera actual en unas 12 000 nuevas habitaciones, para llegar ese año a cerca de 20 000 habitaciones.

Usted se ha referido a nuevas opciones complementarias en el balneario. Específicamente, ¿de qué se trata?

Las principales inversiones complementarias en los cayos se dirigen a incrementar y mejorar las capacidades para la náutica en las marinas existentes; esta es una modalidad turística que ofrece muchas actividades a los visitantes a través de productos como paseos náuticos, pesca deportiva, buceo y otros deportes que constantemente se acrecientan y que hoy brindan las marinas Gaviota, en Cayo Coco, y Marlin, en Cayo Guillermo.

Otras ofertas a extender son los centros de servicios donde confluyen servicios comerciales, recreativos y culturales y devienen espacios de atracción para los visitantes. Se encuentran en explotación la Plaza Los Flamencos y el centro comercial La Gaviota, en Cayo Coco, y se abrirá este año la Plaza en Cayo Guillermo, que contará con spa, bolera, restaurante, tiendas y snack, así como el delfinario de Cayo Coco. Se continuará ampliando la oferta extra hotelera para complementar la demanda general y satisfacer al segmento de familia, que es el principal perfil de nuestros visitantes.

¿Cómo opera en ese polo la política integral de respeto por la calidad?

La calidad es una de nuestras principales premisas para el desarrollo turístico, es una constante en los análisis de la operación. Tenemos no solo un enfoque de calidad de las instalaciones de cada empresa, sino un enfoque de destino que nos permite de forma integral incidir en la calidad de los servicios y del producto que brindamos. En ello participan todos los actores: cadenas hoteleras, suministradores, prestatarios, gobiernos locales y muchos otros.

Conocemos que en Jardines del Rey la protección del medio ambiente constituye una prioridad, ¿sobre qué bases se hace efectiva esta premisa?

La preservación de los valores ambientales tiene máxima prioridad para el desarrollo de Jardines del Rey, reconocido internacionalmente por la alta biodiversidad y grado de conservación.

Recientemente se ejecutó un importante programa de mejoramiento de las playas afectadas, sobre todo por los procesos producidos por el cambio climático, acción que involucró unos 10 km de playas y ha coadyuvado a revalorizar el destino.

Para el destino es una fortaleza la presencia de las autoridades ambientales representadas por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, CITMA, que trabaja junto al turismo en minimizar o impedir los impactos negativos. Existe un plan de inversiones ambientales que es priorizado por el Ministerio de Turismo.

El Sector del Turismo también se encuentra insertado en la llamada “Tarea Vida”, que es una tarea gubernamental consistente en un programa cuyo objetivo es mitigar y adaptarse a las modificaciones producidas por el cambio climático, definido en cuatro escenarios: corto, mediano, largo y muy largo plazo. Las principales acciones están dirigidas al uso racional del agua y los portadores energéticos y la protección de las zonas costeras, y están recogidas en los planes de inversiones de 2018 así como en la preparación para 2019.

El Reconocimiento Ambiental fue otorgado por el CITMA a cuatro instalaciones turísticas del territorio: Pullman Cayo Coco, Sol Cayo Coco, Meliá Cayo Coco e Iberostar Playa Pilar, como resultado del trabajo sostenido en el manejo adecuado de los recursos naturales del medio donde se insertan. A la vez, recibieron este reconocimiento tres sectores de la playa Las Coloradas, donde se encuentran ubicados los tres primeros hoteles que se mencionaron anteriormente.

Comentarios