Home » Turismo » Interrogantes y certezas de una Isla en el corazón del Caribe

Interrogantes y certezas de una Isla en el corazón del Caribe

Interrogantes y certezas de una Isla en el corazón del Caribe

Foto: cortesía Gran Caribe

Cuba, la mayor Isla del Caribe, es quizá la más grande interrogante para quienes eligen por vez primera esta región del planeta como destino. Lo cierto es que esta llave, ubicada en el corazón del Mar Caribe, es en realidad un archipiélago conformado por otras islas e islotes tan o más atractivos que la propia Isla Grande. Mucho más que una Isla, Cuba es una Pandora de sorpresas, más allá de sus contornos geográficos. Algunos de sus atractivos desconocidos, o escondidos a los ojos del mundo, se encuentran en espacios geográficos que trascienden sus costas caribeñas.

Al sur del occidente cubano se encuentra la Isla de la Juventud, conocida por la literatura y leyendas centenarias de corsarios y piratas como La Isla del Tesoro. Uno de esos tesoros es, precisamente, el archipiélago de Los Canarreos: 37 kilómetros cuadrados de naturaleza virgen con algunas de las zonas de playa que Tripadvisor posiciona entre las mejores del mundo, como es el caso de las playas Sirena y Paraíso.

Justo en esos parajes se encuentra Cayo Largo, un destino exclusivo del Grupo Hotelero Gran Caribe, a donde solo se llega por aire, desde el aeropuerto Vilo Acuña, acondicionado para recibir todo tipo de aeronaves, desde Italia o Canadá. En este cayo solo existe un pueblo, aquel que es habitado por los propios trabajadores de las instalaciones hoteleras, con los cuales los visitantes, si lo desean, pueden interactuar en su vida diaria.

En este destino, Gran Caribe cuenta con 1 348 habitaciones, distribuidas en más de una docena de instalaciones hoteleras y extra hoteleras administradas por el Grupo, clubes italianos o cadenas internacionales, comprometidos todos con un servicio de excelencia y la protección de los espacios naturales o vírgenes del único cayo turístico en Cuba sin conexión por tierra. Por tal motivo, se convierte en el destino menos conocido, menos visitado y más exclusivo de la Isla Grande del Caribe.

Hablamos de un cayo al interior de un archipiélago, escondido en una pequeña isla tras la sombra de otra isla mayor. Cayo Largo no es un destino común, no es el destino de todos, es el destino de los que, naturalmente, se dejan sorprender. Fondos marinos inigualables conformados por colonias de corales, moluscos y peces multicolores devienen el principal atractivo para los apasionados de la fotografía submarina, el snorkeling u otras actividades náuticas.

Interrogantes y certezas de una Isla en el corazón del Caribe

Foto: TTC

Mientras, para aquellos que se sienten más seguros en tierra, existen opciones artísticas, históricas o gastronómicas, aunque sin dudas, una de las oportunidades únicas que ofrece este destino es el programa de conservación y protección animal, que cada año acoge allí el desove de especies de tortugas verde, caguama y carey, para las cuales existe un programa de conservación que, de conjunto a la activa participación del visitante, contribuye a la protección y salvaguarda de estas especies.

Este año en el destino Cayo Largo reabre sus puertas el Hotel Bella Isla Resort, dedicado al segmento familia y en el que los visitantes contarán con el acceso exclusivo, a cinco minutos por mar, del Ranchón Playa Capricho, uno de los espacios más hermosos y desconocidos de esos parajes.

Al primer golpe de vista Cayo largo no está. Existen destinos que aparecen y destinos que se buscan, así como existen interrogantes y existen certezas. Cayo Largo puede ser cualquiera de ellas. Existe para los que se preguntan y no se olvida para los que buscan respuestas.

Comentarios