Home » Turismo » Gran Caribe entra a la temporada alta con un producto renovado

Gran Caribe entra a la temporada alta con un producto renovado

De derecha a izquierda: Diana Beatriz Olivera Rodríguez, vicepresidenta de Gran Caribe; Eduardo Acosta de Arriba, presidente del grupo hotelero, junto a otros directivos. Al micrófono, Adamis Pérez Rodríguez, ejecutiva de Promoción y Relaciones Públicas de la cadena. Foto: Josefina Pichardo. TTC

El Grupo Hotelero Gran Caribe S.A., que opera actualmente 54 hoteles con más de 12 000 habitaciones, llega a la temporada alta con un producto totalmente renovado, todos sus hoteles en operaciones y la aspiración de tener una temporada alta del turismo –que va del 1º de noviembre hasta abril próximo– superior a la del ejercicio anterior.

La información fue dada en conferencia de prensa, celebrada en el Hotel Nacional de Cuba, encabezada por el presidente de Gran Caribe, Eduardo Acosta de Arriba, quien se hizo acompañar por su equipo de dirección.

Adamis Pérez Rodríguez, ejecutiva de Promoción y Relaciones Públicas de la cadena hotelera, resumió las mejoras realizadas a las instalaciones del Grupo para mitigar los daños ocasionados por el huracán Irma al paso por la Isla y prepararlas para enfrentar la temporada alta 2017-2018 que recién comenzó, con un mejor producto y su habitual servicio de excelencia.

La ejecutiva señaló que “este año en particular, teniendo en cuenta las situaciones climáticas que se han sucedido, el trabajo ha sido arduo y nos ha permitido revertir los daños en resultados muy positivos que se han traducido en una nueva imagen de todas las instalaciones”. Las mayores afectaciones se presentaron en Varadero y Jardines del Rey; de hecho, el último hotel en reabrir sus puertas fue el Pullman Cayo Coco.

En general, a la par de la restauración por las afectaciones del huracán, los hoteles recibieron beneficios adicionales en: pintura de exteriores y áreas comunes, cambios de luminarias, sustitución de cristalería, mejoras en la ambientación e imagen, creación de nuevos espacios, cambio de mobiliario, restablecimiento de sombrillas en áreas de playa y piscina, reposición y mejoras de ranchones de playa y piscina, nuevas pasarelas, cambio de decoración…

Acosta aseveró que “en el tema comercial somos optimistas y pensamos que vamos a tener una temporada alta 2018 superior a la de 2017”. Especificando la situación por polos, explicó que se mantendrá el esquema de comercialización que se venía aplicando en La Habana, con la novedad de incorporar a este destino en las ofertas de circuitos. De Varadero recalcó que se estima que sea el polo que aporte el mayor crecimiento a Gran Caribe en la temporada 2017-2018.

El 18% de la planta hotelera de Gran Caribe se encuentra emplazada en Jardines del Rey. Afirmó el presidente del grupo hotelero que durante su puesta en marcha entre noviembre y diciembre habrá vuelos de varias aerolíneas de importantes turoperadores, y se mostró muy optimista de que “habrá una muy buena temporada alta porque los siete hoteles de Gran Caribe en este destino [administrados todos por cadenas hoteleras extranjeras] abren totalmente renovados”: se aprovechó la restauración por los efectos del huracán para dar una reparación general a las instalaciones, a lo que se agrega el efecto de mejoramiento de las playas que crecieron sus dunas por la arena que el mar devolvió al litoral, al paso del ciclón.

Gran Caribe entra a la temporada alta con un producto renovado

Hotel Jagua en Cienfuegos. Foto Cortesía de Gran Caribe.

Destacó las novedades de que el Hotel Jagua, junto al complejo de los restantes hoteles de Gran Caribe en Cienfuegos, será gestionado a partir de enero por Meliá; y que se cuenta con dos aviones más para la operación de Cayo Largo.

Al referirse a la inversión extranjera, explicó que los proyectos están en diferentes etapas y que de una forma u otra el grupo avanza, tanto en la modalidad de inversión como en la administración con financiamiento, algo novedoso. Particularizando en los hoteles emblemáticos de la capital, refirió que Iberostar, compañía que administra el Riviera desde enero de este año, ha presentado un presupuesto de financiamiento, actualmente en vías de aprobación, que facilitará elevarlo a un buen cinco estrellas, como merece; ya se ven algunas acciones para tratar de restituirle su imagen original. Varios hoteles emblemáticos de La Habana están en proceso para ser administrados por cadenas internacionales.

Gran Caribe entra a la temporada alta con un producto renovado

Foto: Josefina Pichardo

Más adelante, Acosta aprovechó tan adecuado contexto para entregar al Hotel Nacional de Cuba la estatuilla del World Travel Award que lo distingue como el mejor hotel de Cuba, la que fuera recibida por Antonio Martínez, director del Nacional, y un grupo de destacados trabajadores que, orgullosos y satisfechos, se fueron pasando el preciado lauro de mano en mano.

 

Comentarios