Home » Reportes Especiales » Gran Caribe asume el reto de una estancia inolvidable para sus huéspedes

Gran Caribe asume el reto de una estancia inolvidable para sus huéspedes

Gran Caribe asume el reto de una estancia inolvidable para sus huéspedes

“En 2016, aun con la insatisfacción permanente que nos caracteriza, por la convicción de que siempre podemos hacer mejor las cosas, Gran Caribe obtuvo resultados relevantes y crecimientos significativos con respecto a periodos anteriores, lo que de hecho convierte al 2017 en un importante reto para el Grupo.”

Entrevista a Eduardo Acosta de Arriba, presidente del Grupo Hotelero Gran Caribe

Eduardo, ¿cómo está distribuida la planta hotelera de Gran Caribe, en cuanto a emplazamiento y línea de productos?
Gran Caribe es un grupo con 22 años de experiencia en la hotelería cubana, que posee 12 631 habitaciones en polos turísticos de alta demanda, distribuidas en 42 hoteles y complejos. La planta está extendida a lo largo y ancho del país: La Habana (24%), Varadero (41%), Cienfuegos (4%), Jardines del Rey (18%), Cayo Largo (11%) e Isla de la Juventud (1%). En cuanto a línea de productos, el 30% está vinculado al turismo convencional de ciudad y el 70%, a resorts de playa.

¿Con qué volúmenes de turistas-días, ingresos y porcentaje de ocupación operaron durante 2016?
Durante 2016 se operó con altos crecimientos de ingresos turísticos, 18,02% más que el ejercicio anterior, lo que ha posibilitado cumplir con los presupuestos trazados. Se muestran crecimientos más discretos en los turistas-días totales, del orden del 5,7%, mientras que la ocupación se comportó superior en 1,5% a la reportada el año precedente. Destaco el esfuerzo continuo por mejorar la calidad del producto que, aunque tenemos que seguir incrementándola, ha posibilitado alcanzar los resultados comentados.

¿Cuáles son las principales inversiones que se están ejecutando en pro de más altos estándares de calidad?
Se trabaja intensamente en elevar los estándares de las instalaciones, fundamentalmente en la gastronomía y el alojamiento, tanto en lo referido al desempeño de los trabajadores y mandos como en el producto físico. Durante 2016 se realizaron importantes inversiones en varios hoteles para renovar las habitaciones y áreas comunes, por ejemplo: Cuatro Palmas, Pelícano y las villas asociadas a clubes italianos Caleta, Taínos y Daiquirí.

En La Habana existe un dinámico proceso para remozar las habitaciones y elevar la competitividad del destino que también se ha manifestado en casi todos nuestros hospedajes en ese polo.

¿Qué participación tienen la administración y comercialización por cadenas hoteleras internacionales y otras modalidades de inversión extranjera?
Actualmente el 64% de nuestras habitaciones es gestionado por 10 cadenas extranjeras que operan según la modalidad de contratos de administración y comercialización, incluidos dos establecimientos que lo hacen como empresas mixtas. Se está trabajando al presente en la licitación de seis establecimientos bajo la fórmula de Contratos de Administración con financiamiento que permitirá remodelar y perfeccionar los productos hasta llevarlos a estándares superiores. Estos procesos de licitación deben concluir durante el primer trimestre de 2017.

Dada la incidencia de Gran Caribe en la operación de los clubes, ¿podría resumir las principales perspectivas de este producto?
Gran Caribe es pionera en la formación de clubes italianos en Cuba: hoy contamos con cuatro en Cayo Largo, uno en Las Morlas y próximamente abriremos el sexto en Playa de Oro, ambos en el balneario de Varadero, en unión con los principales turoperadores del mercado italiano. Además, seguimos en negociaciones con importantes operadores de Italia que proponen nuevas instalaciones para próximas temporadas, lo que refleja su voluntad de continuar desarrollando este producto con Gran Caribe.

¿Cómo se distribuye la estructura de mercado?
Nuestra estructura destaca a Canadá como principal mercado, 35%; el segmento interno se ratifica como segundo con un 9% de cuota. Hay fuerte presencia de los europeos tradicionales como Alemania (7%), Italia (5,4%), Inglaterra (5,2%), España (4,5%) y Francia (4%). Sobresalen, además, Argentina (4%) y  México (3%).

¿Podría mencionar los principales turoperadores?
Gran Caribe tiene una amplia cartera de socios comerciales; existen estrechas relaciones con los grandes distribuidores del mercado canadiense como Sunwing, Transat, Air Canadá, Hola Sun y West Jet. Son relevantes nuestras alianzas con turoperadores de gran presencia en los mercados europeos, como Thomas Cook, TUI, Eden Viaggi, Alpitur y Veratour, así como los receptivos nacionales.

Específicamente, ¿qué volumen representa el turismo español y sobre qué bases se estructura la estrategia de comercialización para ese mercado?
España representa el 4,5% de los turistas-días que recibió el Grupo en 2016. Es un mercado al que nos unen fuertes vínculos culturales e históricos, lo que influye en la preferencia por nuestro país. Para Gran Caribe se ha mantenido en la séptima posición en los últimos dos años, con altos incrementos en La Habana. Como estrategia de comercialización específica podemos señalar la segmentación en el mercado, enfocados a conocer cada día más las expectativas y preferencias de quienes nos visiten en aras de brindar una atención de mayor calidad.

¿Qué novedades trae Gran Caribe a Fitur 2017?
Durante 2016 se incorporaron varias instalaciones que tras una importante inversión harán de nuestra oferta una de las más preferidas en el destino, tales como:
•    En Cayo Largo: abrió sus puertas Villa Iguana, con 134 habitaciones de 192 que tendrá finalmente, las cuales se irán incorporando posteriormente; y pasó a ser administrado por Gran Caribe el Hotel Pelícano, de 259 habitaciones, diseñado para el segmento de familia, que reabrió muy rejuvenecido.

•    En Varadero: el Palma Real, con 438 habitaciones, anteriormente gestionado por Bellevue, pasó a ser operado por Gran Caribe. Y en Villa Tortuga, con una imagen renovada del producto, se rescataron las 48 habitaciones principales con categorías superiores.

•    En La Habana: el Habana Riviera pasa a ser administrado por Iberostar, que tiene previsto una importante inversión.

Algo más que desee destacar…
En 2016, aun con la insatisfacción permanente que nos caracteriza, por la convicción de que siempre podemos hacer mejor las cosas, Gran Caribe obtuvo resultados relevantes y crecimientos significativos con respecto a periodos anteriores, lo que de hecho convierte al 2017 en un importante reto para el Grupo.

Estamos seguros que una vez más saldremos airosos ya que contamos con colectivos laborales muy profesionales y con un alto sentido de pertenencia, que continuarán elevando la calidad de los servicios en pos de hacer eternamente inolvidable la estancia de quienes decidan ser nuestros huéspedes.

Comentarios