Home » Reportes Especiales » Especial TTC: Turismo mundial: Ser o no ser, esa es la cuestión

Especial TTC: Turismo mundial: Ser o no ser, esa es la cuestión

Servicio TTC.- El turismo mundial en general, y no solo el de los países en desarrollo, está jugando un papel de ariete para abrir grietas en la crisis global y, si los pronósticos se cumplen, podría generar 70 millones de nuevos empleos en la  próxima década.

La estadística no es un subterfugio para especialistas. Es una necesidad cruda y perentoria. Según informes recientes de una entidad importante, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, cuyas siglas en inglés son WTTC, hacia el año 2023 la industria del ocio ocupará alrededor de un 10% del Producto Interno Bruto del planeta.

Ello significará, entre otras ventajas, 70 millones de nuevos empleos, con dos tercios de esa cifra en Asia, región que encabezará el proceso con un 6 % de incremento, de acuerdo con los expertos.

En términos contantes  -y sonantes- el crecimiento de la década podría generar al término del proceso 10,5 billones de dólares. En un discurso en Abu Dhabi, donde se celebró la más reciente cumbre de la WTTC, el presidente de la organización, David Scousill, estimó que la elevación se apoyará en una llamada clase media que será de tres mil millones de personas en 2050, lo que se traducirá en “más viajes y la creación de más empleos”.

Según el funcionario “la industria necesita actuar unida para impulsar las inversiones en infraestructura, asegurando un crecimiento sostenible para los próximos 50 años, de forma que se asegure que el sector de viajes y turismo siga haciendo una contribución vital al PIB global y la generación de empleo, y garantizando que esos viajeros de clase media de mercados emergentes puedan cruzar las fronteras con facilidad”.

En otras palabras, Scousill está llamando a eliminar no solo los sistemas engorrosos de visado que disuaden a veces al  turista a viajar, sino también aliviar impuestos que actúan como un nudo muy difícil de pasar por un turismo de poder adquisitivo medio, incluso en países como Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña.

Precisamente un pertinaz impuesto británico que se aplica a pasajeros, está afectando los viajes de súbditos de ese reino a la región del Caribe. También golpean a crecientes sectores de negocios, no solo en Inglaterra, integrados a la industria turística universal de diversas maneras.

De acuerdo con los especialistas, los gobiernos deben actuar rápidamente para no dejarse ganar por aplicar cargas tributarias a un sector que solo funciona bien, universalmente, cuando sus puertas se abren de par en par, sin visas, sin fardos impositivos y, sea dicho de paso, sin violencia.

Sean o no sean demasiado optimistas las predicciones para la próxima década, una cuestión es real: No se trata de que funcione mejor la rama, sino que sobreviva a los embates siniestros de la crisis y trabaje por disiparla.

Comentarios