Home » Reportes Especiales » Especial de TTC: El Solar Impulse reta a la nave espacial Virgin

Especial de TTC: El Solar Impulse reta a la nave espacial Virgin

El proyecto Solar Impulse tiene la intención de lograr la primera circunnavegación de la Tierra por un avión de ala fija que usa únicamente energía del sol.

El proyecto Solar Impulse tiene la intención de lograr la primera circunnavegación de la Tierra por un avión de ala fija que usa únicamente energía del sol.

Servicio de TTC:  Dos de los proyectos más impresionantes de nuestro tiempo son aviones del futuro. Uno de ellos es el Solar Impulse, un avión que busca dar la vuelta al mundo sin usar combustible y el otro una nave construida por la firma Virgin, trata de “hacer plácidos” y de rutina los viajes espaciales para turistas.

Existen grandes diferencias entre ambas aeronaves. El Solar Impulse es un diseño para el futuro aunque ya se mueve por los cielos del mundo movido por la luz del astro Rey.

Hasta ahora sus impresionantes vuelos “cero combustible” están demostrando que el transporte aéreo mundial podría avanzar con un avión, capaz de no contaminar la atmósfera de la Tierra.

El Solar Impulse 2 acaba de aterrizar en Mountain View, en Silicon Valley, al sur de San Francisco, Estados Unidos, después de 62 horas de vuelo en solitario sin escalas desde Hawái. La aeronave hará a partir de ahora tres paradas más en Estados Unidos antes de cruzar el Océano Atlántico hacia Europa y al norte de África.

Se estima que este proyecto costará en total más de 100 millones de dólares. Se inició en 2002 con el fin de poner de relieve la importancia de las energías renovables y del espíritu de la innovación humana. El avión es un producto final de un proyecto suizo con energía solar experimental de largo alcance avión. Tiene una financiación privada y es dirigido por el ingeniero y empresario suizo André Borschberg y por el piloto Bertrand Piccard, quien quiere dar la vuelta al mundo sin escalas.

El proyecto Solar Impulse tiene la intención de lograr la primera circunnavegación de la Tierra por un avión de ala fija que usa únicamente energía del sol. El Solar Impulse 2 lleva más células solares y motores más potentes que su antecesor, entre otras mejoras tecnológicas.

El otro avión prodigioso que pertenece al futuro pese a las promesas de comenzar operaciones hechas por la Virgin Galactic es la nave espacial SpaceShipTwo, VSS Unidad, que se dio a conocer el 19 de febrero de 2016. El vehículo está actualmente en fase de pruebas, y su antecesor sufrió un serio accidente que retrasó las labores.

Los dos aviones están muy separados en sus objetivos y en sus tecnologías.

Mientras que el Solar Impulse busca dar muchos beneficios a la industria aérea universal con una energía limpia, la nave espacial Virgin tiene el fin, en primer lugar, de traer una gran cantidad de dinero en el menor tiempo posible a las arcas de la ya millonaria Virgin.

Sin embargo, habrá que reconocer que a la larga ambos proyectos pueden impulsar el turismo internacional más allá de las fronteras de la ciencia ficción.

Comentarios