Home » Reportes Especiales » Especial TTC. Peligro: Evitar el plástico

Especial TTC. Peligro: Evitar el plástico

Especial TTC. Peligro: Evitar el plástico

Foto: : Richard Whitcombe/123rf

Por Frank Martin

El cambio climático es un fenómeno que amenaza a la industria turística mundial y la peor noticia es que tiene aliados, uno de ellos el plástico.

Los científicos han llegado a la conclusión de que un objeto que parece inofensivo y útil como una bolsa de plástico está vinculado al cambio climático de varias maneras.

Desde la calidad del aire hasta la toxicidad del océano, las bolsas de plástico contribuyen a la interrupción del sistema ecológico.

Los estudios que avanzan alrededor del mundo indican que la destrucción del hábitat, las emisiones de combustibles fósiles y la contaminación plástica son algunas de las formas en que las bolsas de plástico y el cambio climático no se pueden separar.

Se calcula que se usan 12 millones de barriles de petróleo para fabricar los 30 millones de bolsas de plástico que, por ejemplo, los estadounidenses usan cada año.

Eso es equivalente a la cantidad de petróleo en la Reserva Estratégica de Petróleo de ese país.

Cuando se utiliza el petróleo para hacer bolsas, es una forma inútil e innecesaria de agotar el suministro del crudo y contribuir a la acumulación de CO2 en la atmósfera terrestre.

Para la industria del turismo que generalmente recibe muchos ingresos de la naturaleza, especialmente del mar, como es el caso del Caribe, las noticias sobre el plástico pueden ser aterradoras.

La acumulación de plástico en los océanos es una causa mayor de la interrupción del ecosistema.

Cerca de 100,000 animales marinos mueren cada año por asfixiarse o ingerir bolsas.

El impacto es muy negativo de las bolsas llenas de basura que se rompen en pedazos pequeños y se “lavan” en vías fluviales.

La contaminación plástica y el cambio climático son de una importancia impresionante en términos de miles de millones de dólares que cada vez más la humanidad se verá obligada a pagar por su mitigación y reparación.

La contaminación plástica es la madrastra de muchos problemas económicos.

Se estima que la fabricación de plástico utiliza el 8 por ciento de la producción anual de petróleo mundial. La EPA estima que se emiten hasta cinco onzas de dióxido de carbono por cada onza de polietileno (PET) producido, el tipo de plástico más comúnmente utilizado para botellas de bebidas.

La mala noticia es que vienen más plásticos desechables, en las partes del mundo donde pueden hacer más daño o sea en los países recientemente industrializados con infraestructuras que se quedan atrás del consumismo de su población.

Los científicos ven evidencias de este fenómeno en las playas de la bahía de Manila, los ríos de Bangladesh, las calles de Ghana y el Caribe.

Comentarios