Home » Reportes Especiales » Especial de TTC: Brindemos con ron en honor del Caribe

Especial de TTC: Brindemos con ron en honor del Caribe

Especial de TTC: Brindemos con ron en honor del Caribe

Con presencia en 125 mercados, Havana Club vende anualmente más de cuatro millones de cajas, con lo cual, se ubica en la posición 21 en el ranking internacional de bebidas. Foto: TTC

Por F. Martin

Servicio de TTC.- En la época colonial los piratas del Caribe dejaban pasar, sin asaltarlos, a los barcos que transportaban ron a Europa. Hoy en día no harían tal cosa porque el valor de las ventas de ron solo en Estados Unidos sobrepasa los dos mil millones de dólares al año.

Actualmente el ron es un verdadero emperador del turismo en el Caribe entre las bebidas que allí pueden tomarse.

Existe, además, una dura competencia entre los mejores rones de la región. Según los expertos, entre esas marcas predominan la Appleton Especial, de Jamaica, el Ron Dorado 21 años, de Barbados, y el Ron Myers, también de Jamaica.

Cuba, un tanto en silencio porque ha estado fuera del mercado estadounidense durante 50 años a causa del embargo que aplica Washington, tiene, sin embargo, grandes posibilidades en la rama. Incluso posee alguna que otra “arma secreta” en cuanto a los rones y cócteles con esa bebida. Una de estas ya fue al mercado. Es el Havana Club siete años, con una nueva botella tradicional y su inalterable sabor que mantuvo por siglos.

Según expertos que estuvieron en La Habana para su presentación esta marca de ron cubano es líder en la categoría de calidad extra en todo el mundo y está listo para ser comercializado en el mercado nacional e internacional con su nueva imagen.

El codiciado mercado estadounidense es uno de los objetivos de este “siete años”. Jérome Cottin-Bizonne, director de Havana Club International S.A., una empresa francesa-cubana afirmó recientemente en la capital cubana durante la presentación de la nueva imagen que el nuevo diseño de cambio tiene la intención de atraer a los consumidores de bebidas de alta calidad a través de una presentación que refleja la historia del producto más legendario de la compañía Havana Club, con sede en Cuba.

El frasco evoca la forma de los recipientes que se usaban a principios del siglo XX, cuando se inició la producción de rones añejos en la isla. La botella mantiene la misma cantidad de líquido y la venta continuará al precio habitual, añadió Cottin-Bizonne.

El director de Havana Club Internacional expuso a la prensa que la compañía está “preparada para hacer frente a la apertura de nuevos mercados, incluyendo el de Estados Unidos, donde todavía el ron cubano no puede ser vendido debido a las restricciones económicas, comerciales y financieras del embargo.

La Appleton Especial es refrescante cuando se le agrega cerveza de jengibre muy fría. El Dorado ron 21 años se saborea mejor poco a poco, siempre y cuando esté “solitario” en el vaso.

Los rones cubanos, afirman quienes son sus fanáticos, tiene, en cambio, una personalidad misteriosa. Las marcas cubanas son casi todas históricas porque “bebedores” muy famosos los adoptaron. Entre ellos se destaca Ernest Hemingway, quien residió 30 años de su vida en Cuba. El Daiquiri, Mojito, Cuba Libre y Mulata son, cada uno, una especialidad de mezclas de ron, azúcar y hierbas con hielo. Ello es muy importante para combatir con éxito el calor en el trópico, sin usar el aire acondicionado.

El daiquirí cubano “hace” una gran familia de cócteles cuyos ingredientes principales son el ron, el jugo de cítricos y azúcar que se prepara con hielo pulverizado. La bebida original fue supuestamente inventada por un ingeniero de minas estadounidense, llamado Jennings Cox, quien se encontraba en Cuba en el momento de la Guerra Española-Americana, que terminó en 1898.

Una de las versiones del Mojito, que es un símbolo cubano, es que el propio Hemingway disfrutó de su nacimiento en la Bodeguita del Medio en La Habana, un restaurante famoso que aún existe.

Si quiere probar el mojito use unas hojas de menta en un vaso largo que a menudo es llamado un vaso “Collins”. Exprima el jugo de limones hasta que obtenga dos onzas. Añada azúcar en polvo. Aplaste suavemente las hojas de menta mezclada con del jugo y el azúcar. Añada hielo preferiblemente triturado a continuación, revuelva, y rellene con agua mineral con gas. Decore el vaso con una ramita de menta y… salud.

Comentarios