Home » Reportes Especiales » Especial TTC: Bienvenida al turista inteligente

Especial TTC: Bienvenida al turista inteligente

smart-tourism

Se trata de un usuario hiperconectado a la red a quien la industria dirige sus mejores novedades tecnológicas.

 

Servicio TTC.- Se suele decir que hay de todo en la Viña del Señor, y una prueba es que en tanto en muchos destinos de vacaciones por el mundo quieren atender siempre al “Smart Tourist” o Turista inteligente, al mismo tiempo ruegan porque no aparezcan los turistas incivilizados.

Ambas “modalidades” de clientes están debidamente estudiadas por autoridades, tripulaciones de aviones y cruceros, organizadores de espectáculo de cualquier género y turoperadores del planeta.

El “Turista Inteligente” corresponde con la muy moderna nomenclatura “Smart Destinations” o “Destinos inteligentes”. El turista más listo y deseado es ya parte de Internet, de acuerdo con estudios recientes. Se trata de un usuario hiperconectado a la red, de acuerdo con un artículo publicado por el sitio web Hosteltur. Es a quien la industria dirige sus más preciadas novedades tecnológicas.

De acuerdo con ese análisis ese nuevo perfil de usuario online puede tener abiertas cientos de conversaciones simultáneas en diferentes canales, apps y herramientas con personas de todo el mundo, creando nuevos ecosistemas sociales y entablando relaciones internacionales.

El autor del comentario, Toni Mascaró, asegura que el Smart Tourist “consulta contenidos del destino antes de su desplazamiento, crea relaciones, conversaciones, planifica, investiga e intenta mimetizarse creando un entorno de aplicaciones y recursos que de alguna forma se conectan con el destino. De esa manera se relaciona con las Smart Cities junto a las cuales crea las más complejas Smart Destinations”.

La crisis global, esa creadora de iniciativas, impulsó a ciertos entusiastas a aprovechar esa característica única del mundo actual para utilizarlos en amplias promociones sobre turismo. Se trataría solamente de satisfacer el apetito de esas personas y facilitarles datos sobre las ciudades más atractivas, sus teléfonos de urgencia, los servicios WiFi, mapas, itinerarios de transporte, rutas, hoteles, museos, espectáculos y otras atracciones y hasta el pronóstico meteorológico.

Desgraciadamente, el camino del infierno puede estar empedrado de buenas intenciones si aparecen por allí los “incivilizados”, o sea personas que, por ejemplo, en Londres se han ganado hace décadas el mote de “hooligans” y en Madrid de “gamberros”.

Una definición precisa es que son personas que no pueden divertirse sin perturbar a los demás, a veces a extremos inverosímiles.

Para expertos en tal fenómeno este “espécimen de homo sapiens tan rechazado ya aparece de manera masiva por el mundo, y no como antes en ciertos aislados incidentes.  Las conductas son diversas: desde borracheras continuas y vandalismo hasta la agresividad más pura.

La policía en algunas ciudades ya tienen estudiado el “balconing” una rara “actividad” que lleva a individuos a saltar de balcón a balcón, o lanzarse a la piscina desde los balcones.

Un noticiero en Estados Unidos mostró recientemente un video tomado en un motel de California, cuando decenas de huéspedes decidieron arrojarse desde los balcones colectivos a una piscina central, golpeándose entre sí.

Proliferan además los estados de embriaguez de pasajeros en vuelos regulares. En septiembre último un avión de la Ryanair tuvo que desviarse de ruta porque unas 14 de esas personas, borrachas, asolaban al resto de los viajeros.
Las medidas contra tales turistas van desde multas relativamente fuertes hasta la aprobación de reglamentos, especialmente en aviones, que limitan las cantidades de alcohol que pueden beberse.

Lo lamentable es que cualquier “Smart Destination” puede “embrutecer” a causa de tales conductas indeseables.

Comentarios