Home » Reportes Especiales » Especial de TTC. Turismo: ¿Cómo se transforman las algas marinas de beneficiosas en amenazantes?

Especial de TTC. Turismo: ¿Cómo se transforman las algas marinas de beneficiosas en amenazantes?

Especial de TTC. Turismo: ¿Cómo se transforman las algas marinas de beneficiosas en amenazantes?

foto: Jos De Jess Churin Del Vecchio/123RF

Por Frank Martin

Servicio TTC.- Aunque en el Caribe las algas en proporciones masivas están amenazando a los países y al turismo, los científicos no han cambiado sus criterios.

Esos investigadores piensan que las algas marinas han sido beneficiosas y a menudo desempeñaron un papel importante en el ecosistema marítimo.

En otras palabras, los estanques flotantes de sargazo proporcionan un hábitat importante para las aves y las especies marinas en el Atlántico, mientras que pequeñas cantidades de sargazo eran normales en las playas y se consideraban beneficiosas.

¿Qué pasó en la última década?

Que el sargazo que huele a huevos podridos ha estado floreciendo excesivamente en todo el Caribe.

Y no hay definiciones claras que expliquen el fenómeno.

Sin embargo, hay un sospechoso bajo investigación.

Los científicos dicen que las actividades humanas son factores agravantes, mientras que las altas temperaturas del océano también juegan un papel importante. O sea, una secuela del calentamiento global.

Parece cierto que la proliferación de sargazo ha sido alimentada por los fertilizantes agrícolas y las aguas residuales sin tratar que fluyen hacia el Caribe y el Atlántico.

Algunas explicaciones parecen convincentes.

Las plantas, los animales e incluso los microbios que viven en los arrecifes de coral han desarrollado una rica variedad de estrategias de defensa para protegerse de los depredadores y contaminantes.

Algunos tienen defensas como espinas y camuflaje.

Otros usan armas más sofisticadas. Los calamares segregan una sustancia que les permite escapar.

Otros organismos de cuerpo blando o inmóviles, como esponjas, algas y pepinos de mar, a menudo se defienden con elementos químicos dañinos que tienen mal sabor y olor, o son tóxicos.

Los químicos dañinos permiten, sin embargo, que los depredadores y presas coexistan en los arrecifes de coral, aumentando su diversidad.

Si el equilibrio natural no se rompe, los diversos ecosistemas se vuelven más estables y resistentes.

Ciertas prácticas, como arrojar fertilizantes al mar y basura pueden romper el equilibrio.

Para algunos científicos eso parece haber ocurrido con el sargazo maloliente.

De todos modos, ese vegetal marino silencioso e ignorado antes ya tiene en el Caribe y otros mares un carácter muy siniestro.

México, por ejemplo, ha gastado 17 millones de dólares en un intento por eliminar 500,000 toneladas de algas de sus playas caribeñas.

Pero el problema parece estar empeorando.

Y ahora las algas están dañando la industria turística.

Cierta ausencia de vacacionistas empieza a notarse.

En los centros turísticos de México en el Océano Atlántico y en otras partes del Mar Caribe, las tasas de ocupación en hoteles se han reducido y los promotores turísticos están cada vez más preocupados por la amenaza de las algas marinas.

Las alarmas suenan ahora como nunca antes a causa de este fenómeno.

Ahora la industria debe preguntarse si existe algún antídoto.

Comentarios