Home » Reportes Especiales » Especial de TTC: Operación de rescate para delfines

Especial de TTC: Operación de rescate para delfines

Especial de TTC: Operación de rescate para delfines

Foto: Roman Nedoshkovskiy/123RF

Por Frank Martin

Un análisis sobre el tratamiento a los animales de la entidad “World Animal Protection” (WAP) sugiere no confundir lo que parece una sonrisa en los delfines cuando actúan para los humanos en espectáculos por el mundo porque el gesto no significa que estén felices.

El consejo es el resultado de una crítica de la organización contra la que describe como la industria multimillonaria del entretenimiento con el uso de delfines que “causa gran sufrimiento” a esos simpáticos mamíferos.

Un dato publicado por una revista digital de Canadá afirma que alrededor del 64% de canadienses encuestados han confesado que se han ido de vacaciones a destinos donde se ofrecía turismo con delfines.

Las críticas de WAP parecen contundentes.

El detalle principal de esas críticas es que los delfines sufren un “pobre bienestar” como resultado de estar cautivos.

El análisis subraya que la gran mayoría de las instalaciones públicas de exhibición que confinan a los mamíferos marinos, como los delfines, “no son recursos esenciales de conservación o educación” para los humanos.

“Millones de amantes de los animales cada año son engañados al pensar que los espectáculos de delfines y las experiencias de nado con delfines que venden las compañías de viajes más grandes del mundo son esfuerzos humanitarios, educativos y de conservación”, estimó el reporte, titulado Behind the Smile (Detrás de una sonrisa).

Este revela que en todo el mundo operan 336 lugares de entretenimiento con delfines en 54 países, incluidos Estados Unidos, México, el Caribe y China, que confinan al menos a 3.000 delfines.

“Para los animales tan sociales e inteligentes como los delfines, una vida en un tanque de concreto entreteniendo a los turistas no es vida”, afirmó Melissa Matlow, Directora de Campaña para WAP.

Consideró que “cada boleto vendido es un incentivo para que esta industria continúe criando y capturando delfines para toda una vida de sufrimiento “.

No obstante, el informe lanza una esperanza.

Los especialistas han comprobado que gobiernos y compañías de viajes “están comenzando a responder a la evidencia científica y a la presión pública en contra de mantener a los delfines en cautiverio”.

Afirmó que ese es el caso de Canadá que en junio pasado aprobó una legislación que prohíbe la cría, exhibición y comercio de cetáceos (ballenas, delfines y marsopas) lo cual torna ilegal esa práctica para fines distintos a la investigación o rehabilitación.

Empresas canadienses se han puesto al servicio de ese programa, como Transat y Air Canada.

Transat ha dejado de comercializar todos los espectáculos con mamíferos marinos cautivos, incluida la natación con delfines, en sus paquetes de vacaciones y ventas de boletos aéreos.

Por su parte Air Canada, Canadá declaró que a fines de agosto de 2020 la compañía y sus subsidiarias incluida Air Canada Vacations ya no venderán ni promocionarán directamente paquetes ni generarán ingresos de atracciones que impliquen el cautiverio de las generaciones actuales o futuras de delfines”.

Se han sumado firmas para viajes como Virgin Holidays, Trip Advisor y Booking.com.

Comentarios