Home » Reportes Especiales » Especial de TTC: El Caribe espera la temporada de huracanes

Especial de TTC: El Caribe espera la temporada de huracanes

Especial de TTC: El Caribe espera la temporada de huracanes

Servicio de TTC.- La Organización de Turismo del Caribe (CTO sus siglas en inglés) está patrocinando una serie de reuniones informativas y actualizaciones para saber si la región está lista para enfrentar la sesión de huracanes de 2018 que comienza del 1 de junio al 30 de noviembre.

En los últimos años esas tormentas llegan antes y se van más tarde de lo normal durante la temporada. Los pronósticos indican que el lapso de seis meses podría traer en 2018 de 12 a 15 tormentas tropicales con nombre. De esas tormentas, se pronostica que entre seis y ocho se convertirán en huracanes, y de tres a cinco se convertirán en huracanes importantes.

La CTO anunció que está patrocinando una serie de reuniones informativas y actualizaciones hasta el 30 de mayo por funcionarios de turismo de los países afectados por las tormentas del pasado septiembre.

Después de que los huracanes Irma y María azotaran en septiembre pasado, algunas de las islas impactadas todavía están lidiando con la falta de contratistas, trabajadores de socorro y fondos.

Puerto Rico, por ejemplo, tiene una población aún grande que sufre cortes de electricidad y apagones permanentes.

Las islas más afectadas inmediatamente comenzaron el proceso de recuperación, trabajando primero para eliminar el daño lo suficiente como para volver a considerarlo seguro y recibir a los turistas de regreso. Ahora, ocho meses después de las tormentas, todo ha mejorado.

Los países han pasado de proyectos pequeños a empresas más grandes: la reconstrucción de hogares y hoteles, la restauración de puertos y la reapertura de aeropuertos a niveles de operación previos. Esos programas han transformado las perspectivas aparentemente sombrías de la región, incluso en lugares que recibieron los golpes de Irma y María.

Con el fin de ayudar, funcionarios gubernamentales del Reino Unido se reunieron recientemente con líderes de la Commonwealth del Caribe (Jamaica, Trinidad y Tobago, Dominica, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Granada, Barbados, Antigua y Barbuda, las Islas Vírgenes Británicas y San Cristóbal y Nevis) para explorar medios de minimizar el impacto de los fenómenos meteorológicos extremos.

Dominica se ha beneficiado de decenas de turistas que se ofrecieron voluntariamente a dar su ayuda y sus habilidades para despejar escombros de carreteras, parques y atracciones naturales, según el ministro de turismo, Robert Tonge.

En Barbuda, donde el 95% de los edificios fueron destruidos, la recuperación total puede tardar años, y solo unos pocos cientos de sus residentes han regresado a la isla.

Pero el Caribe no solo debe prepararse para la temporada de huracanes a punto de comenzar. También para enfrentar el calentamiento global, que debe empeorar a medida que pasan los años.

La comunidad científica está de acuerdo en que el aire más caliente en la atmósfera causado por el calentamiento global conlleva más humedad que eleva el nivel del mar y provoca tormentas más fuertes, con más lluvia y mayores oleadas.

Estas fueron algunas de las conclusiones del informe más reciente del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas. Si bien el número de huracanes puede no cambiar mucho, o incluso puede disminuir un poco, lo más probable es que con el calentamiento global veremos una mayor cantidad de huracanes de alta categoría en el área.

Eso indica que los programas regionales para enfrentar los huracanes deberán perfeccionarse permanentemente durante los próximos años.

Comentarios