Home » Reportes Especiales » Especial de TTC: cruceros por el Caribe son un gran éxito. Pero cuidado con la criminalidad

Especial de TTC: cruceros por el Caribe son un gran éxito. Pero cuidado con la criminalidad

Los pasajeros merecen una estancia tranquila, garantía de su regreso y de la atracción de más viajeros.

Los pasajeros merecen una estancia tranquila, garantía de su regreso y de la atracción de más viajeros a la región.

Servicio de TTC.- La buena noticia es que la entidad de Consejeros de Negocios y Economía, cuyas siglas en inglés son BREA, anunció un número récord de arribos de cruceros turísticos a 35 destinos del Caribe, México y América Central y del Sur, los cuales generaron 3,16 mil millones de dólares, 75,050 empleos y 976 millones en salarios de empleados durante la temporada 2014/2015 con 23,6 millones de pasajeros que desembarcaron en cada ciudad y región.

La mala noticia es que en la industria internacional de cruceros existe una creciente preocupación por la delincuencia en el Caribe.

Según el periódico The Nassau Guardian, de Bahamas, un ejecutivo que no identificó de la Carnival Cruise Line advirtió a un funcionario de turismo de esas islas que la empresa estaba tan preocupada por el índice de delitos en Nassau, que consideraba ya emitir advertencias sobre el problema a sus pasajeros.

En tanto, el presidente de la Santa Lucía Vendors Association, una entidad privada, acusó públicamente al ministro de Turismo de esa nación de ignorar el problema nacional del crimen, según reveló el diario St Lucia Times. De acuerdo con la información, el crimen en Santa Lucía contra pasajeros de cruceros se viene incrementando desde la temporada 2012 y como consecuencia la Norwegian Cruise Line había hecho una advertencia al respecto.

Los estudios sobre la situación del turismo en las islas del Caribe reflejan  que el aumento de los niveles de delincuencia ha erosionado la confianza entre los inversores, y por ende reducido la competitividad internacional mediante la introducción de costos mucho más altos en sistemas adicionales de seguridad.

Investigaciones realizadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Universidad de las Indias Occidentales y otras instituciones muestran que el crimen también está teniendo un efecto negativo en el desarrollo social a partir de la desviación de los recursos limitados de salud y educación para la seguridad, el control de la delincuencia y el uso de instalaciones necesarias para la administración de justicia.

La semana pasada St. Kitts y Nevis anunció que está llevando a cabo cambios de política en Port Zante, en un esfuerzo para hacer frente al acoso  de los visitantes y evitar así que los cruceros dejen de pasar por el país. El  Ministro de Turismo Lindsay Grant dijo al respecto que algunas líneas de cruceros han indicado que sus pasajeros se quejan con frecuencia de ese acoso cada vez que visitan las islas. Ello llevó al Ministerio de Turismo a aplicar medidas con efecto inmediato para hacer frente al problema.

El ministro de Turismo Grant dejó claro que la prioridad ahora no puede ser sólo resguardar a los visitantes que se encuentran en Port Zante impulsando el negocio de los turistas, sino también proteger la industria del Turismo en  St. Kitts y Nevis.

No hay duda de que el turismo es el “motor” de muchas economías del Caribe y la modalidad de cruceros un  factor crucial.

El crimen no sólo se debe controlar con la policía y las medidas de seguridad en general, sino también con programas de prevención social y desarrollo. La violencia del crimen se ha convertido en una amenaza al bienestar económico, social, a la salud, e incluso a la capacidad de gobernar en la región. El crimen y violencia erosionan el capital social y socavan el clima de paz y seguridad que debe atraer la inversión.

Comentarios