Home » Noticias destacadas » Especial de TTC. Caribe: Turismo y Tecnología Verde

Especial de TTC. Caribe: Turismo y Tecnología Verde

Especial de TTC. Caribe: Turismo y Tecnología Verde

Foto: julief514/123RF

Por Frank Martin

Servicio TTC.- Al menos en la agreste región del Caribe, proteger el medio ambiente es proteger el turismo y eso es precisamente lo que propone  una nueva firma en el área llamada Green Recruitment Company.

Según su página digital esa organización es un proveedor premium de soluciones globales para los sectores de energía y tecnología ecológica. Actualmente tienen oficinas en cuatro continentes y afirman haber resuelto contratos para sus clientes en más de 50 países en todo el mundo.

Acaba de anunciar la apertura de una sede en George Town, Islas Caimán, que se ocupará de hacer operaciones de su especialidad, o sea contrataciones permanentes vinculadas a proyectos de energía renovable.

Más allá de las actividades de esta firma internacional con su mayor representación en Europa, el Caribe, globalmente, necesita actualmente de la llamada tecnología verde.

Por ejemplo, agricultores de la isla caribeña de Santa Lucía son ya pioneros de un invernadero “climáticamente inteligente”.

La modalidad es muy curiosa. Una muestra es que en su entorno un diseñador de Trinidad convierte las cáscaras de coco en gafas.

Tales artistas son considerados actualmente como parte del creciente movimiento “GreenTech” en el Caribe.

El requisito es unir el talento y la tecnología s para abordar los problemas más apremiantes de esa parte del mundo.

Una definición de tecnología verde es simplemente que se está utilizando para abordar las preocupaciones ambientales.

Según los expertos, su aplicación en la región es extremadamente diversa.

Están incluidas desde la energía solar hasta el biocombustible.

Los especialistas atribuyen grandes posibilidades a la GreenTech. Ven en ella un potencial casi ilimitado no solo para contribuir al turismo sino a metas más amplias como la estabilidad económica, social y ambiental del Caribe.

Son considerados graves algunos problemas caribeños, como la disminución de la capacidad agrícola, el consumo de energía ineficiente y costosa, y amenazas a la biodiversidad.

La tecnología verde puede transformarse en ese panorama en una gran herramienta para “reparar” consecuencias.

Puede decirse que es un sueño caribeño en camino de realización.

En 2015 la transición a una economía verde en la región del Caribe dio un gran paso adelante.

Entones se reunieron en Kingston, Jamaica, representantes de más de 10 países de la región en la segunda Conferencia de Economía Verde del Caribe (CGEC), organizada por el Gobierno de Jamaica y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente con el apoyo de la Unión Europea.

Entre los temas abordados estuvieron el impacto de las políticas fiscales y macroeconómicas, las oportunidades de inversión y las nuevas iniciativas que los países del Caribe habían emprendido ya para avanzar en la transición hacia una economía verde en la región.

Estuvieron en la agenda de la conferencia el análisis de las opciones y oportunidades para establecer una red de economía verde como una plataforma regional.

El fin de la red sería compartir experiencias nacionales y fortalecer la cooperación dentro del Caribe.

“Se espera que esta red conecte una comunidad vibrante de formuladores de políticas, profesionales y académicos que se centran en lograr la reducción de la pobreza y el desarrollo sostenible a través de políticas de economía verde” fue una afirmación ante el encuentro.

Lo cual parece indicar que la tecnología verde tiene abiertas sus puertas caribeñas.

Y no será para mal. La aplicación de ese concepto protector de la naturaleza puede mejorar la eficiencia de la energía, de las materias primas y del agua. Y la eficiencia ambiental del turismo en general.

O sea “descarbonizar” la economía y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero; minimizando o evitando todas las formas de residuos y contaminación además de proteger o restaurar los ecosistemas, cuyas existencias son cosa de vida o muerte.

Comentarios