Home » Noticias destacadas » Distinguidos famosos bares habaneros

Distinguidos famosos bares habaneros

La Bodeguita del Medio

La Bodeguita del Medio es es sitio de obligada visita entre los turistas. Foto: fotoember/123rf

En consideración a su historia, trayectoria, excelencia en el servicio y contribución al desarrollo de la coctelería en Cuba, varios bares capitalinos fueron distinguidos en la ceremonia de entrega del certificado oficial que declara a La Habana Capital Iberoamericana de la Coctelería 2018, recientemente conferido por la Real Academia de Gastronomía de España y de la Iberoamericana.

El reconocimiento fue otorgado, de conjunto, por el Ministerio de Turismo y la Cátedra Cubana de Gastronomía y Turismo. De entre los más reconocidos, fueron seleccionados para tal distinción: Floridita, La Bodeguita del Medio, Sloppy Joe´s y Olalá (privado), así como los bares de Tropicana y los hoteles Nacional de Cuba, Tryp Habana Libre, Habana Riviera by Iberostar y Mercure Sevilla.

Restaurante-bar Floridita

Bar Restaurante Floridita
Inaugurado el 6 de julio de 1817, conserva aún el esplendor, decoración y ambiente que luciera en los 50 y ha devenido uno de los más emblemáticos sitios de La Habana. Es considerado entre los 50 bares más famosos del mundo y ha trascendido como La Cuna del Daiquirí.

Varias generaciones de ilustres lo han visitado. Atrae aproximadamente a un cuarto de millón de turistas por año, tanto por la excelencia como historia asociada a Ernest Hemingway, su más célebre cliente, perennemente evocado por una estatua en bronce, sentado en su banqueta favorita de la barra –obra del escultor cubano José Villa.

Restaurante-bar La Bodeguita del Medio
Conocido en el mundo entero, se halla en la cúspide de los rincones bohemios de La Habana. Sus mayores encantos merodean la cantina, a la entrada, acompañada por una amplia variedad de bebidas cubanas, especialmente el mojito, trago de la casa, elaborado con limón, ron, hielo y hierba buena.

Fundado oficialmente el 26 de abril de 1950, por su propietario Ángel Martínez, este icónico establecimiento es un clásico de los recorridos turísticos en la Isla. Ha obtenido innumerables premios y distinciones internacionales. Por allí han pasado famosos de todas las épocas y latitudes, presidentes, premios Nobel, deportistas, escritores, poetas, pintores…

Su elemento cultural distintivo, que en mucho ha coadyuvado a su universal fama, es la habitual huella de los comensales plasmada durante siete décadas sobre las paredes, mediante firmas, autógrafos, grafitis, poemas, mensajes o fotos.

Sloppy Joe´s Bar

Sloppy Joes bar

Foto: fionadeaton/123rf

Impresiona su larga barra de unos 20 metros, de madera de caoba negra, la decoración interior y la estructura de sus mesas y banquetas, que evocan las décadas del 20 y 30, cuando fuera uno de los bares más populares de la capital, dados su esplendor y singularidad.

Fundado por un inmigrante español que aprovechó la Ley Seca de Estados Unidos, que provocara el éxodo de estadounidenses que viajaban a La Habana para poder beber, fue entonces refugio de turistas, artistas y estrellas del cine, como Nat King Cole, Frank Sinatra, John Wayne, Spencer Tracy o Clark Gable. Una cuidadosa restauración, utilizando fotografías y testimonios de la época, le devolvió, en 2013, la atmósfera y glamour de La Habana de aquellos años.

Hotel Nacional de Cuba

Distinguidos famosos bares habaneros

Bar y Salón de la Fama que rememora el paso de relevantes figuras por la instalación. Foto: TTC

Insignia de la hotelería cubana, está inscrito en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO y es considerado uno de los 25 Hoteles Palacios del Mundo. Ubicado en la zona más céntrica de El Vedado, su privilegiada posición permite divisar vistas únicas de la ciudad, el Malecón y el Morro.

Desde su apertura, el 30 de diciembre de 1930, ha acogido a centenares de celebridades en el ámbito universal, del comercio, política, ciencias, cine y arte, cuyas fotos decoran artísticamente al más atractivo de los bares del hotel, Vista al Golfo o Salón de la Fama, sin dudas atributo mayor de Cuba. Otros bares, como Galería, Rosa Náutica y Churchill, son asimismo espacios de encuentros cosmopolitas con excelentes ofertas de cocteles cubanos e internacionales.

Su magnificencia, lujo, elegancia y servicios de primera clase se mantienen intactos luego de casi nueve décadas de liderazgo. Clásico por distinción, conserva el esplendor de su arquitectura ecléctica y atesora unas 100 obras patrimoniales, mobiliario de estilo, lámparas art-noveau, porcelanas de Sëvres, cerámicas mayólicas, óleos de maestros pintores cubanos y estatuas de mármol de Carrara.

Hotel Habana Riviera by Iberostar

Bar elegante-Hotel Habana Riviera

Foto: TTC

Todo un clásico de los años 50 –inaugurado el 10 diciembre de 1957–, paradigma de valores arquitectónicos contemporáneos perfectamente conservados al estilo inicial, pleno de encanto y exclusividad, ofrece una vista excepcional de gran parte de la ciudad y su Malecón.

Su Bar L’Elegante, totalmente remozado, ha rescatado la carta de la coctelería típica de aquella época y recrea la atmósfera que otrora lo hicieron dueño absoluto de las noches habaneras, animado por las descargas musicales del célebre pianista, arreglista y compositor Felipe Dulzaides. Otras opciones lo complementan, como el bar de la piscina o el Lobby Bar, abierto 24 horas.

Distinguidas personalidades del mundo se han hospedado en el Riviera, asociado a la vez a relevantes artistas de la plástica cubana como Cundo Bermúdez y Florencio Gelabert, autores de las esculturas que adornan la entrada, el lobby y otras áreas.

Hotel Mercure Sevilla

Hotel Mercure Sevilla-Habana
Cuando abrió sus puertas, el 22 de marzo de 1908, el sobrio y elegante Sevilla marcó un hito en la hotelería de Cuba. Inspirado en las líneas moriscas del Patio de los Leones del Alhambra de Granada, en España, estilo que sobresale en arcadas, columnas y la profusión de mosaicos, ostenta una arquitectura única que sobresale en su céntrico emplazamiento, en el Paseo del Prado.

Muchos notables de renombre internacional han sido sus huéspedes, nómina en la que sobresalen Enrique Caruso y Josephine Baker.

Por décadas, el conjunto de una excelente coctelería, fina animación de música en vivo y un servicio de 24 horas, han hecho del pintoresco y acogedor Patio Sevillano, al aire libre, uno de los bares más concurridos y tradicionales de La Habana. El Sevilla cuenta también con el Bar Havana y el de la piscina.

Hotel Tryp Habana Libre

Hotel Habana Libre
Ubicado en la céntrica zona de La Rampa, en el edificio más alto de la urbe, desde su inauguración, el 19 marzo de 1958, devino uno de los hoteles más representativos de la capital. Distinguida su fachada por un mural gigante de cerámica, de Amelia Peláez, la ambientación interior reúne obras de otros relevantes artistas: Rita Longa, René Portocarrero, Mariano Rodríguez, Servando Cabrera y Alfredo Sosabravo.

De sus legendarios y excelentes bares, varias generaciones de pobladores y foráneos guardan sempiternos recuerdos; siempre concurridos, ofrecen un servicio de primer nivel y han estimulado durante seis décadas el dinámico flujo que tipifica a este hotel.

Con toques originales de la época de los 50, El Patio, ubicado en el lobby principal, es un espacio ideal para tertulias; Las Cañitas, animado con descargas y música en vivo por agrupaciones de pequeño formato, es particularmente atractivo; el Bar Siboney posee una variada carta de bebidas; y la sala de fiestas Turquino, disco bar del piso 25, abre a media noche su techo retráctil para mostrar las mejores vistas de La Habana.

Cabaret Tropicana

Cabaret Tropicana-Habana
Oficialmente inaugurado el 31 de diciembre de 1939, es una leyenda viva entre los cabarets más famosos del mundo, reconocido como un Paraíso bajo las estrellas por su recinto principal a cielo abierto, donde la vegetación se funde con luces, escenarios, música, fastuosos espectáculos y el glamour de la mejor coctelería cubana y universal.

En tanto, el salón Arcos de Cristal, cuya arquitectura mereció el Premio Medalla de Oro del Colegio Nacional de Arquitectos de 1953, acoge otras producciones musicales y trascendentes eventos internacionales.

Seleccionada entre las veinte locaciones desde donde los consorcios televisivos norteamericanos ABC y CNN trasmitieron en directo a todo el mundo la despedida del siglo XX, es sin dudas el más codiciado rincón nocturno habanero –primer cabaret de Cuba que descubrió el imán de las grandes producciones.

Bar Olalá

Bar Olala

Foto: Tomada de la página de Facebook del bar

En pleno corazón de El Vedado, este acogedor bar-restaurante goza actualmente de la mayor popularidad en las tardes, noches y madrugadas habaneras; es un referente de servicio de restauración distinguido y alto nivel de satisfacción, entre la oleada de magníficos establecimientos gastronómicos que han surgido en la capital en el sector no estatal.

Con un elegante y sensual estilo moderno en la decoración de todos sus salones, el Bar Olalá (originalmente se hizo famoso bajo el nombre de Sarao’s Bar) es un sitio ideal para tertulias entre amigos y romance, jornadas discreta y adecuadamente amenizadas.

Comentarios