Home » Turismo » Cuba, un destino de Circuitos per se

Cuba, un destino de Circuitos per se

Cuba, un destino de Circuitos per se

La Habana es una parada preferida en gran parte de los recorridos. Foto: Bigstock

En tanto la demanda del turismo activo va en ascenso y, en consecuencia, la modalidad de Circuitos turísticos incrementa su cuota de participación en el mercado, Cuba se reafirma como un destino de excepcionales condiciones autóctonas, dados sus múltiples atributos, y facilidades instaladas para desarrollarlos.

Los circuitos constituyen el principal producto hoy por hoy de los receptivos en la isla caribeña y están en línea con la estrategia del país de diversificar su turismo; se renuevan constantemente con la introducción en el mercado de nuevos diseños.

Numerosas y variadas ofertas de circuitos, tradicionales o especializadas, estables seriadas o programas hechos a solicitud del cliente, de corta o larga duración, con o sin mínimo de pasajeros, son diseñadas por receptivos cubanos y turoperadores internacionales que comercializan el Destino, sustentadas por factores tales como: los polos turísticos cubanos son destinos en sí mismos y desarrollan varias modalidades; amplia red de telecomunicaciones; facilidades de transportación terrestre interna a través de una amplia infraestructura vial que enlaza todo el territorio nacional y las cayerías (mediante los denominados “pedraplenes”).

Se suma una red de puntos de embarque y vías de entrada aérea y marítima que cubre todo el archipiélago, en tierra firme y las principales cayerías, y propicia no solo el acceso directo desde el exterior a diversos polos sino también el traslado interno entre ellos durante los recorridos: tres terminales de cruceros (en La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba), 12 marinas internacionales y 20 aeropuertos –10 de ellos internacionales.

Las características geográficas de Cuba y la fácil conexión entre sus polos turísticos principales permiten combinar, en una misma estancia, diferentes modalidades e intereses, básicamente en torno al turismo de sol y playa, principal modalidad del destino y eje de una gran diversidad de circuitos, concertados mayormente con el turismo de naturaleza, cultural y de ciudad. Sitios de interés histórico, cultural, patrimonial (muy bien conservados) y económico, así como destinos de playa y naturaleza son visitados mediante estas opciones.

Cuba, un destino de Circuitos per se

Foto: TTC

Cuba posee más de 300 playas, algunas consideradas entre las mejores del Caribe y el mundo; 12 patrimonios mundiales declarados por la UNESCO –siete culturales, dos naturales y tres obras inmateriales– y seis reservas de la Biosfera.

Estos programas se apoyan en una infraestructura turística distribuida a lo largo y ancho del archipiélago, tanto la complementaria como una planta de 366 hoteles y 68 000 habitaciones (69% de 4 y 5 estrellas), a más de 24 000 habitaciones en casas privadas que se dedican al arrendamiento.

Pero su mayor atributo radica en la seguridad para el visitante y la gentileza y alegría de los pobladores que lo acompañan durante todo su itinerario por la mayor de las Antillas.

ITINERARIOS Y OFERTAS

Las principales agencias de viajes receptivas del país, que operan todas las modalidades turísticas, a lo largo y ancho del territorio nacional, son Cubatur, Havanatur, Viajes Cubanacán y Gaviota Tours; se suma Ecotur, especializada en turismo de naturaleza. Gaviota Tours está adscrita al Grupo de Turismo Gaviota y las restantes, al grupo empresarial Viajes Cuba.

Los destinos que gozan de mayor preferencia entre los clientes para circuitos son: La Habana, Viñales, Cienfuegos, Trinidad y Santa Clara, aunque cada vez más van ganando en aceptación Camagüey, Bayamo, Santiago de Cuba, Baracoa y Gibara, entre otros, según afirmó José Manuel Bisbé, presidente de Viajes Cuba, en entrevista anterior concedida a TTC.

Cuba, un destino de Circuitos per se

Trinidad, una de las ciudades patrimoniales preferidas.

Según las propias fuentes de los receptivos Cubatur, Havanatur, Viajes Cubanacán y Gaviota Tours, un total de 21 circuitos fijos se proponen en sus portafolios: 10 combinan las modalidades de ciudad, naturaleza y sol y playa; siete, las de ciudad y naturaleza; y cuatro, las de ciudad y sol y playa, lo que refrenda su incidencia en la diversificación del producto turístico cubano.

De los clasificables por su extensión, cinco recorren toda la Isla; dos, la zona oriental, y uno, el occidente y centro. En cuanto al tiempo de estancia, un 80% dura hasta una semana; en particular, cuatro se consideran minicircuitos (de tres días). El más largo de los circuitos anunciados es de 11 días.

Más de una veintena de destinos turísticos cubanos, que abarcan las 15 provincias de la Isla, tanto en tierra firme como la cayería norte, son recorridos en estos circuitos, en casi 150 estadías. Probablemente influido por su equidistancia en la geografía insular, los polos del centro del país concentran el 49% de las estancias o visitas; el occidente, un 36%, y el oriente, 15%.

Destaca la regularidad de las ciudades patrimoniales de La Habana, Trinidad, Cienfuegos y Santa Clara, que agrupan un 47% de las paradas, que marca una preponderancia del turismo cultural y de ciudad en los diseños de estos programas, lo que favorece el conocimiento de los valores culturales del país, a la par que tributa a la diversificación de su producto.

Cuba, un destino de Circuitos per se

Baracoa, una ciudad mágica. Foto: TTC

Le siguen entre los sitios más visitados, de occidente a oriente: Viñales, los centros turísticos de Las Terrazas y Soroa (provincia de Artemisa), Península de Zapata, incluyendo Guamá y Playa Girón; el balneario de Varadero, Cayos de Villa Clara y las ciudades de Camagüey y Santiago de Cuba, que representan el 29%.

En menor medida, están incluidos en los programas de circuitos otros puntos de la Isla, como los cayos Levisa, Coco y Saetía; las ciudades de Remedios, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Bayamo, Holguín y Baracoa; las playas Santa Lucía y Guardalavaca y los polos de destinos de naturaleza Topes de Collantes y Pinares de Mayarí.

Por su parte, la Agencia de Viajes Ecotur, que promueve el turismo ecológico, de aventura y rural, incluye en su cartera más de sesenta ofertas clasificadas como circuitos y programas –entre ellas tres minicircuitos– especializadas en turismo de naturaleza, aunque algunas alternan con otras modalidades.

Destacan los circuitos de Campers, Motos Harley Davidson y Bicicletas eléctricas, a los que se añaden tan diversas modalidades como: cabalgatas, días campestres, pesca, trekking, cicloturismo, observación de aves, senderismo, buceo, jeep safari, hiking…

Entre Pinar del Río, básicamente la zona de Vueltabajo, para conocer el cultivo del mejor tabaco del mundo, y La Habana, incluidas las nuevas provincias de Artemisa y Mayabeque, se concentra el 48% de las propuestas; seguido de Holguín, con un 17%, que contempla Pinares de Mayarí, Cayo Saetía y Parque Nacional Alejandro de Humboldt. Los restantes circuitos y programas son ofertados en otros polos: Matanzas-Varadero-Península de Zapata; Santiago de Cuba-Pico Turquino y Granma-Comandancia de la Plata.

Mención especial merecen en esta modalidad las rutas turísticas de naturaleza que, si bien no clasifican como circuitos en sí, tocan varios destinos dentro de la Isla y constituyen propuestas temáticas para conectar itinerarios tras la impronta legada de personalidades o eventos trascendentes. Están en venta las rutas del Café del oriente norte cubano, del Cacao, del Tabaco, de Colón, de las Aves, de los Ríos, de Humboldt, del Café y la Gran aventura a la ruralidad holguinera; y otras, recientemente lanzadas, que seguirán los rastros del Cobre, la miel, la música tradicional y fincas campesinas, la calidad de vida, el carbón y los cocodrilos.

Comentarios