Home » Turismo » Criticas para el proyecto de restauración del primer monasterio del Nuevo Mundo

Criticas para el proyecto de restauración del primer monasterio del Nuevo Mundo

Los conservadores consideran la introducción de elementos estructurales modernos como un daño a la integridad arquitectónica del monumento

Los conservadores consideran la introducción de elementos estructurales modernos como un daño a la integridad arquitectónica del monumento

República Dominicana.- El proyecto de restauración y consolidación del primero monasterio del Nuevo Mundo, las Ruinas de San Francisco, en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, está recibiendo amplias críticas por diferentes sectores de la sociedad civil.  

El proyecto, que se enmarca en los trabajos del Programa de Fomento al Turismo Ciudad Colonial de Santo Domingo, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fue concedido al consorcio liderado por el reconocido arquitecto español Rafael Moneo y pretende convertir las Ruinas en centro de eventos y parque arqueológico, que tendría una cubierta moderna de hormigón sobre las estructuras antiguas y otros elementos de arquitectura moderna (como un parqueo y un anfiteatro), según los ideales de la corriente arquitectónica que busca resaltar y consolidar los antiguos fragmentos monumentales a través de un contraste/maridaje con estructuras y materiales de concepción contemporánea.

El Ministerio de Turismo, encargado de la ejecución del Programa de restauración del casco colonial de la primera ciudad de América, declarado Patrimonio de la Humanidad  por la UNESCO, defiende este proyecto que debería ejecutarse este año y convertiría el lugar en un “un icono arquitectónico en el que presente y pasado se hermanan”, según detalla el plan de restauración. Además, el Ministerio asegura que la reforma cumple con los preceptos establecidos en la Carta Internacional sobre la Conservación y la Restauración de Monumentos Históricos y de Conjuntos Histórico-Artísticos de la UNESCO, conocido como Carta de Venecia (aún la delegación de la República Dominicana ante la UNESCO haya asegurado que el organismo “no ha evaluado ni validado los lineamientos del proyecto ganador”).

Sin embargo, el Ministerio anunció que se escucharán a todas las instituciones y personas que están criticando el proyecto. Entre los críticos conservacionistas, que consideran la introducción de elementos estructurales modernos como un daño grave a la integridad arquitectónica de este monumento y de la Ciudad Colonial, están el Comité Dominicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA), el Colegio de Arquitectos Dominicano (CAD), la Academia de Ciencias de la República Dominicana, varios ediles de Santo Domingo y muchos otros.

La construcción del Monasterio de San Francisco se inició a comienzos del siglo XVI. La obra fue dañada por terremotos, saqueos de piratas, batallas y en 1930 por un potente huracán.

Comentarios