Home » Turismo » Acuerdo en República Dominicana para proteger región turística divina

Acuerdo en República Dominicana para proteger región turística divina

Cueva de Chicho

La Cueva de Chicho, al final del sendero ecoturístico

 

Bayahibe.- El 3 de julio, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Asociación de Hoteles La Romana-Bayahibe (AHRB) firmaron un acuerdo de administración compartida del Área Protegida Padre Nuestro, incluida dentro del perímetro del Parque Nacional del Este, al fin de promover y gestionar su renombrado Sendero Ecoturístico de 1.9 kilómetros de longitud.

El acuerdo instituye como órgano de administración del área Padre Nuestro un Consejo de Cogestión, que tiene entre sus atribuciones la elaboración y supervisión del plan general de gestión y de los planes operativos anuales, así como la aprobación del presupuesto y el control de los gastos.

El organismo está integrado por el administrador del Parque Nacional de Este, el director provincial del Ministerio Ambiente de La Romana, un representante de la AHRB, del Ministerio de Turismo, del Clúster Turístico La Romana-Bayahibe y por el alcalde del ayuntamiento de Bayahibe.

Diferentes campañas de reforestación en Padre Nuestro son encabezadas regularmente por la Asociación de Hoteles La Romana-Bayahibe.

Luego de la firma del acuerdo, el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Bautista Rojas Gómez, planteó la necesidad de continuar potencializando el ecoturismo con iniciativas que procuren el aprovechamiento de los recursos naturales para garantizar un desarrollo sostenible en beneficio de todo el pueblo dominicano.

Daniel Hernández, presidente de la AHRB, agradeció el apoyo a este proyecto que se inició en el año 2002, recibido por el Ministerio de Medio Ambiente, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), US Forest Service, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Asociación de Guías de Padre Nuestro.

Dijo que falta mucho por hacer y que “gracias a este acuerdo podremos avanzar y lograr que Padre Nuestro se convierta en una atracción ecoturística de referencia, un modelo de sostenibilidad que involucre al Estado, las empresas locales, tours operadores, hoteles y la comunidad”.

Historia y Recursos del Sendero Padre Nuestro

La vegetación de Padre Nuestro se caracteriza por altos cactus.

La zona de Padre Nuestro hospeda el único yacimiento hídrico que abastece la comunidad de Bayahibe y las estructuras turísticas locales. En época moderna, Padre Nuestro se quedó despoblado hasta la década de los ’70 del siglo pasado, cuando allí surgió un pequeño asentamiento espontáneo, carente de estructuras higiénicas básicas, que con el curso de los años creció hasta amenazar la contaminación de las fuentes hídricas.

Por eso, entre 1998 y 2004, la Asociación de Hoteles local encabezó la reubicación de las 183 familias que poblaban el lugar en una nueva aldea construida a unos pocos kilómetros: Villas Padre Nuestro, en el poblado de Benedicto (alias Benerito).

En el 2002, los 8 km2 de esta zona acuífera fueron incluidos en el perímetro del Parque Nacional del Este y se elaboró el proyecto del Sendero Ecoturístico de Padre Nuestro, un recorrido placentero a lo largo del cual se pueden observar interesantes muestras de la flora y la fauna autóctonas, siendo renombrados sus altos cactus y las muchas especie de aves que allí viven y nidifican (entre esas, la Lechuza Cara Ceniza, endémica de la isla Hispaniola).

Algunos de los manantiales de Padre Nuestro brotan en cuevas que presentan las paredes decoradas con petroglifos rituales de época prehistórica.

Dentro de la Cueva de Chicho, al final del Sendero, el agua forma un pequeño lago de agua fresca y transparente. Para los buzos espeleólogos, estos manantiales constituyen la puerta de ingreso a un mundo sumergido de galerías y grandes cavernas repletas de estalactitas y estalagmitas, donde se han encontrado depósitos notables de vestigios paleontológicos y arqueológicos.

Cortesía de La Romana Bayahibe News

Comentarios