Home » Reportes Especiales » TTC Especial: El crimen, un enemigo público del Caribe

TTC Especial: El crimen, un enemigo público del Caribe

Share Button
TTC Especial: El crimen, un enemigo público del Caribe

Los asaltos pueden ser una de las principales amenazas para el turista. Foto: oneblink / 123RF

Por F. Martin

TTC Service.- Las islas paradisíacas caribeñas tienen un enemigo público que las amenaza. El crimen.

Según una encuesta este mes  del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), son cinco las islas regionales que enfrentan las tasas de criminalidad más altas actualmente. Estas son Las Bahamas, Trinidad y Tobago, Barbados, Jamaica y Suriname.

El estudio, titulado “Restaurar el Paraíso en el Caribe: Combatir la Violencia con los Números”, se basa en los resultados de  nuevas encuestas sobre victimización criminal realizadas en las cinco islas-Estado mencionadas.

Tres mil personas fueron entrevistadas en cada uno de los cinco países. Según los resultados del survey solo menos de la mitad de todos los delitos son denunciados a la policía. Por ello y de acuerdo con especialistas, estas encuestas de victimización ofrecen una imagen más completa de la prevalencia del crimen y sus características únicas en comparación con otras regiones.

Los sondeos arrojaron que las tasas más altas de victimización en la región se deben a robos de automóviles, robos simples, robo y  asaltos en especial en New Providence (Las Bahamas). Puerto de España (Trinidad y Tobago) tiene una tasa relativamente alta de robo de automóviles, robos generales y agresiones. Kingston muestra tasas medianas a altas para todas las categorías excepto para agresiones y amenazas, que son más altas. Bridgetown (Barbados) y Paramaribo (Suriname) muestran tasas comparativamente bajas para la mayoría de los tipos de delitos comunes, agregó el informe.

Los expertos en el tema de la delincuencia en el Caribe indican que los delitos contra la propiedad no violentos en la región son bajos.

La tasa promedio de personas víctimas de robo de bienes personales, en un período de 12 meses, en el Caribe es del 4,8%, en comparación con el promedio mundial del 8,1%. Las tasas de robo (4,1%) son significativamente más bajas en el Caribe que en África (8%) y América Latina (5,9%).

Pero los índices de delitos violentos, por otro lado, están entre los más altos del mundo.

La encuesta del Banco Interamericano de Desarrollo reveló que la tasa promedio de victimización por asalto y amenaza (6,8%) es más alta que en cualquier otra región, incluyendo América Latina (4,7%). Casi uno de cada tres encuestados dijo que había perdido a alguien por la violencia.

Las armas se usan dos veces más en robos y tres veces más en agresiones en el Caribe que en el promedio mundial. La violencia se concentra en ciertos barrios y grupos demográficos, a menudo lejos de los centros turísticos. Ciertos grupos demográficos son victimizados repetidamente, principalmente de personas de 18 a 25 años de edad que viven en áreas más pobres.

El Caribe, una de las regiones más hermosas del mundo que anualmente atrae a millones de turistas, lucha por reducir la amenaza.

Sin embargo, los expertos culpan a la pobreza de  ser  un factor que evita que se reduzca la incidencia de la delincuencia. Creen que la tasa caribeña de los delitos violentos más alta del mundo es un importante  motivo de preocupación sobre la región, que vive del turismo.

Las cifras son impresionantes, pero una buena parte de los expertos en la materia subrayan que la delincuencia en el Caribe es, en efecto,  más importante de lo que algunos notan.

Sin embargo, no puede dejar de notarse que  la violencia rara vez toca a alguno de los casi 26 millones de turistas que vienen todos los años al Caribe.

Entre las islas con tasas de delincuencia muy bajas, especialmente de delincuencia violenta, se mencionan las Islas Turcas y Caicos, Anguila, Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas, Martinica, Guadalupe, San Martín / San. Maarten y San Bartolomé.

Entre los destinos más importantes considerados como muy tranquilos en términos del crimen está Cuba. Los estudios internacionales indican que el delito con armas de fuego en Cuba es prácticamente inexistente y las tasas de homicidio son inferiores a las de la mayoría de los países latinoamericanos.

Share Button

Comentarios