Home » Noticias destacadas » Naturaleza cubana: escenario de lujo para el turismo

Naturaleza cubana: escenario de lujo para el turismo

Share Button
Naturaleza cubana: escenario de lujo para el turismo

El Paisaje Natural Protegido Topes de Collantes es uno de los sitios preferidos por los amantes del turismo de naturaleza. Foto: Cortesía del Grupo de Turismo Gaviota

Motivo de reconocimiento mundial por su riqueza paisajística y en especies autóctonas e impresionante geografía, la naturaleza cubana se ha convertido en uno de los principales atractivos de esta tierra prodigiosa.

Precisamente sobre la relación entre naturaleza y turismo, alianza que hoy se potencia en la apuesta por diversificar la oferta de esa industria, TTC conversó con Elvis Milian Hernández, coordinador del Programa de Turismo Sostenible del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, institución estatal que de conjunto con diferentes organismos trabaja en función del manejo de esas áreas que al presente actualmente 211 en el país.

Naturaleza cubana: escenario de lujo para el turismo

Foto: Jesús Rodríguez. TTC

Explica el especialista que “de ellas no todas están disponibles para el turismo, algunas porque no cuentan con la capacidad técnica y otras porque son reservas naturales, categoría de mayor restricción, que no permite la explotación de ese entorno para la actividad turística.

Es a partir de la denominación de Parques Nacionales que se permite la interacción con los visitantes. En los últimos años se han destacado varios como el Parque Nacional Viñales, La Reserva de la Biosfera Ciénaga de Zapata, el Paisaje Natural Protegido Topes de Collantes, el Parque Nacional Alejandro de Humboldt, y otros tantos que se han ido sumando porque se han incorporado nuevas modalidades al turismo de naturaleza que diversifican la oferta: además del senderismo se proponen al visitante cabalgatas, canopy, observación de aves –que cuenta con un grupo especializado de seguidores que vienen hasta Cuba a apreciar las aves autóctonas y las migratorias.

Igualmente tiene gran demanda el turismo rural, que permite convivir con las comunidades campesinas, pesqueras; se habla de agroturismo, ya que al turista le interesa conocer las prácticas de la agricultura y formar parte de ellas.”

A esa lista se suman nuevos esfuerzos que incentiven el interés de los turistas por conocer de cerca la naturaleza cubana: “Te puedo adelantar que estamos trabajando en un levantamiento de áreas con intereses geológicos con el fin de poder hacer un geoturismo en Cuba, porque hay lugares en los que se hace turismo de naturaleza que puede ser la observación de aves o de flora emplazados en un entorno de rica geología, por ejemplo: Viñales, el Parque Nacional Caguanes, el Loma de Fomento (formación de brecha volcánica única en el país), las terrazas marinas Desembarco del Granma, que además son Patrimonio Mundial Natural y muchas otras con alto potencial.”

Otras opciones que en opinión del experto toman fuerza dentro de la oferta turística del país son el buceo y snorkeo con tiburones, altamente demandados en destinos como Jardines de la Reina; así como el espeleobuceo o buceo en cavernas.

Al mismo tiempo se evalúan modalidades de escalada en Viñales, parasailing, parapenter, entre otras actividades aéreas incluidas dentro de las opciones de turismo de aventuras que se pueden realizar en entornos naturales sin afectar la dinámica de esos escenarios.

¿Qué acciones se realizan para conservar las áreas protegidas que sirven al turismo?

Respecto a la preservación de los paisajes y sitios que privilegian la actividad turística explicó el especialista que la Comisión de Turismo de Naturaleza, conformada por especialistas de diversas áreas y rectoreada por el Ministerio de Turismo, realiza un monitoreo del impacto de la visitación en el que se mide el comportamiento de los parámetros bióticos y abióticos después de la visita de muchas personas a un determinado lugar.

Naturaleza cubana: escenario de lujo para el turismo

La polimita es una de las especies autóctonas que se pueden encontrar en el Parque Nacional Alejandro de Humboldt, Patrimonio Mundial Natural. Foto: Cortesía del Mintur

“Dicho estudio permite evaluar el impacto de la actividad humana a corto plazo para saber cuándo ese sendero debe descansar y abrirse otro, o si existe alguna condición extraordinaria en el lugar que debe ser respetada, como una nidificación.”

El proceso de cuidado comienza en el diseño del producto, ya sea un sendero u otra actividad, labor para la que se tiene en cuenta primero un rango de oportunidades para saber todo lo que se puede hacer en un lugar. La creación de un producto se rige por una metodología basada en los Lineamientos para el turismo sostenible en áreas protegidas y entornos naturales en general.

Lo más importante –señaló- es mantener la capacidad de carga efectiva, es decir la cantidad de personas que soporta un entorno natural protegido, variable que se calcula en dependencia de la fragilidad del ecosistema. La estrategia permite cuidar especies endémicas que, si desaparecen, lo harían del mundo, lo mismo puede suceder con un coral o una especie de animal.

Vale resaltar que generalmente un sitio protegido soporta entre 10 y 15 personas a la vez que observan y escuchan a un guía.

Subrayó el experto un fenómeno interesante y es que “si bien el país sigue apostando por el turismo masivo, sigue desarrollando a la par modalidades especializadas ya que un turista de naturaleza puede dejar mayores ganancias que uno que viene a un todo incluido, que ya llega con los gastos pagados, mientras el primero gasta para ver lo que le interesa, además es un turista más disciplinado que cuida cada entorno que visita.”

¿Qué criterios determinan la declaración de un área como protegida?

En primer lugar, se debe hacer un expediente con una caracterización del área que exponga sus características naturales, lo que sirve de base para determinar si dichos valores son de significación local o nacional. Una vez identificados las especies y su relevancia se hace una propuesta con la categoría manejo a trabajar, que son ocho:

-Reserva natural, que es la más estricta y solo admite actividad turística

-Parque Nacionales

-Reservas ecológicas

-Elemento natura destacado

-Refugio de fauna

-Reserva florística manejada

-Paisajes naturales protegidos

-Áreas protegidas de recursos manejados que pueden encerrar áreas núcleos que ostenten cualquiera de las anteriores categorías

Pero más allá de dichas categorías que avalan la relevancia de cada entorno seleccionado, varios sitios cubanos ostentan reconocimientos internacionales que resaltan sus valores dignos de la salvaguarda mundial y la admiración de los expertos que los buscan para hacer turismo.

Naturaleza cubana: escenario de lujo para el turismo

Parque Nacional Desembarco del Granma. Foto: Cortesía del Mintur

De acuerdo con Elvis Milian en Cuba existen dos sitios Patrimonios Mundiales Naturales reconocidos por la UNESCO: el Parque Nacional Desembarco del Granma y Alejandro de Humboltd; seis áreas Reserva de la Biosfera; además existen seis sitios Ramsar, calificación conferida a los humedales más importantes del país; y la Bird Life International ha declarado 28 áreas destacadas por la conservación denominadas Important Bird Area (IBA por sus siglas en inglés).

Una forma muy atractiva de conocer esos entornos naturales privilegiados es la participación en los diferentes eventos que se realizan cada año vinculados al turismo de naturaleza. Tal es el caso del Turnat, principal encuentro entre especialistas y aficionados de la modalidad, y que en su edición de este año mostrará varios sitios que son ejemplo del turismo sostenible en el Oriente cubano.

Otras oportunidades son los concursos Foto al vuelo, que se realiza en la Ciénaga de Zapata y Naturaleza Digital en el Paisaje Natural Protegido Topes de Collantes, los que cuentan con el asesoramiento del Centro Nacional de Áreas Protegidas, el cual a su vez, realiza importantes eventos especializados como el Congreso Internacional de Áreas protegidas que se celebra en el contexto de la convención de Medio Ambiente; y el evento Gestión del Agua que siempre se hace en un área protegida con importantes fuentes de agua.

Y es que naturaleza y turismo en Cuba van de la mano en una alianza que se fortalece cada día más basada en el respeto a los entornos que atraen un significativo número de visitantes y que sobre todo, son orgullos de este archipiélago convertido en joya del patrimonio natural mundial.

Share Button

Comentarios